El pasaporte Covid no será lo que se esperaba

Ya lo avanzó Comunicatur hace casi dos meses, el Pasaporte Covid tenía gato encerrado y las expectativas que generó la Comisión Europea en el sector turístico cuando lo anunció se diluye por momentos.

En la información del pasado 18 de marzo donde analizábamos el denominado “pasaporte digital verde” advertimos que esta herramienta no abriría las fronteras a los viajes y simplemente supondría un aglutinador de documentación. El pasaporte sanitario se queda en un mero simplificador burocrático.

Se confirma que los estados de la Unión Europea se reservarán su derecho a imponer restricciones y cuarentenas independientemente de lo que diga este certificado. La potestad de levantar las restricciones a la movilidad de los viajeros dependerá de cada Estado y no del “pasaporte digital verde”. Tanto es así que muy posiblemente el pasaporte incluirá una descripción muy contundente: “este certificado no es un documento de viaje” y este certificado “no es una condición previa” para viajar por la UE.

Los intereses de los impulsores del pasaporte, España y Grecia destinos turísticos que necesitaran facilitar los viajes, no han superado las reticencias de los países más remisos como Holanda, Bélgica y Francia. La intención de algunos miembros de la UE es dejar este pasaporte en algo irrelevante y ya no queda claro para que servirá. Por su parte, algunos mercados emisores de turismo importantes como Estados Unidos o el Reino Unido descartan o no ven interesante crear un documento de este tipo.

0 0 0