Norwegian entra en el abismo y pone un primer pie en la quiebra

La compañía aérea de bajo coste Norwegian ha entrado en pocas horas en concurso de acreedores en Irlanda y en Noruega para evitar la quiebra definitiva.

La situación crítica de la aerolínea noruega era conocida en el sector desde hace meses. La compañía da este paso para poder iniciar una reconstrucción a la desesperada. La justicia irlandesa y noruega han entendido que la aerolínea no tiene opciones de llegar a un acuerdo con sus acreedores y le permite entrar en este proceso concursal.

La intención de Norwegian es reducir la deuda tanto como le sea posible para poder captar algunos inversores. Un primer paso será la reducción de su flota de aviones. A pesar de ello, la compañía asegura que seguirá operando sus rutas con normalidad.

La Covid-19 ha acabado de dar el golpe casi definitivo a una bajo coste que arrastra una situación crítica desde hace años. Hasta 600 millones de euros en pérdidas acumula en lo que va de año. Como ya explicamos en Comunicatur el sector aéreo se enfrenta a una situación de cambios estructurales contundentes.

La aerolínea ha ido trampeando suspendiendo empleos, reduciendo rutas, acumulando centenares de millones de euros de deuda en acciones y accediendo a una ayuda estatal millonaria. Ahora entra en la fase de la última oportunidad. Otro punto a tener en cuenta es que Norwegian ha sido una de las compañías que más han apostado por las conexiones intercontinentales desde el aeropuerto de Barcelona. En 2019 el número de pasajeros que movió en El Prat fue de 1,7 millones.

0 0 0