Previsión de buenos niveles de ocupación turística para agosto en las comarcas de Lleida

Todo el territorio de Lleida afronta el mes con optimismo, una vez eliminadas las restricciones en la ciudad de Lleida y en siete pueblos del Segrià, una de las trece comarcas de la demarcación. En la zona del Alto Pirineo y Aran, donde se localizan los principales espacios naturales del territorio, se mantiene una escasa incidencia de la Covid-19.

Los campings, los establecimientos de turismo rural y los hoteles, con todos los protocolos de seguridad sanitaria implementados, afrontan este mes con buenas perspectivas en la demarcación de Lleida, especialmente en la zona del Prepirineo y Pirineo.

El sector de los alojamientos confía en lograr la máxima ocupación durante este mes de agosto, con un incremento paulatino de reservas en casi todos los ámbitos, y aprovechando el auge del turismo interior y de montaña, donde los visitantes encuentran grandes espacios abiertos en plena naturaleza ideales para una estancia tranquila y saludable.

El sector de los campings prevé superar el 80% de ocupación, con el subsector de los bungalós ocupado prácticamente al 100%. Marta Cortina, presidenta de la Asociación de Campings de Lleida, recalca el hecho de que el camping es un tipo de alojamiento que genera confianza entre los clientes al tratarse de «una opción saludable, en la que el usuario hace vida al aire libre y puede optar a muchas actividades en plena naturaleza».

Con respecto a julio, los picos de ocupación se han situado en los fines de semana y en la última semana del mes. La mayoría de usuarios han sido de procedencia catalana, con un pequeño porcentaje de visitantes de otras comunidades y escasos visitantes extranjeros, hecho lógico dada la escasa movilidad entre países registrada durante este mes.

Tursime Rural. Casa Rural Sant Grau. Navès. El Solsonès.

El sector de los establecimientos de turismo rural, por su parte, confía –según el presidente de la Federación de Casas Rurales de Lleida, Jaume Ramon– en un mes de agosto con balance positivo, con una ocupación que puede situarse entre el 60 y el 70% del total de la capacidad disponible. Actualmente se están incrementando sensiblemente el número de reservas y de solicitudes de información, lo que confirma las buenas previsiones. Como ya se esperaba, los pronósticos son de una muy buena ocupación durante todo agosto en las casas rurales del Pirineo y Prepirineo y de una demanda más concentrada en los fines de semana en las comarcas del llano.

La Federación de Casas Rurales de Lleida recuerda que este tipo de alojamiento es una buena alternativa en la actual coyuntura sanitaria, ya que ofrece una serie de factores que generan confianza entre el cliente, como son la privacidad y el aislamiento; la comodidad y tranquilidad, y el contacto directo con la naturaleza y con un entorno rural saludable.

Por lo que respecta al mes de julio, la ocupación ha girado en torno al 60%, con un inicio muy bueno y una segunda quincena más floja, especialmente en las comarcas del sur de Lleida. Igual que en el sector de los campings, la mayoría de clientes procedían de Cataluña.

En el ámbito de los hoteles, si no hay incidencias de última hora, la ocupación se prevé bastante buena en las comarcas del Pirineo, alrededor del 80%, y bastante baja en las comarcas del llano. Los niveles más altos de ocupación se darán en las tres primeras semanas del mes.

La Federación de Hostelería insiste nuevamente en que a día de hoy todo el territorio leridano sin excepciones está abierto a la libre circulación de personas. Igualmente, el presidente de la Federación, Josep Castellarnau, recuerda que todos los establecimientos han aplicado las medidas de higiene y seguridad necesarias para garantizar la seguridad de los clientes.

En cuanto al comportamiento de julio, el registro de ocupación en las comarcas de montaña ha sido del 30-35% la primera quincena y del 60% en la segunda (con fines de semana que han rozado el 80%), mientras que en la llanura la media ha sido bastante más baja. Los clientes han sido sobre todo parejas, grupos familiares y grupos de amigos procedentes de Cataluña, en un 95%, y de otras comunidades (especialmente de la Comunidad Valenciana) y de Francia, en un 5%.

Cabe recordar que entre establecimientos hoteleros (415), campings (62) y establecimientos de turismo rural (655) las comarcas de Lleida disponen de 1.132 alojamientos, con un total de 77.079 plazas.

Información del Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida

0 0 0