Todo va más lento de lo esperado

La vuelta a la normalidad en los ámbitos social y económico se alargará más de lo previsto y en el sector turismo aún más.

La noticia de las vacunas abrió una puerta a la esperanza de recuperar en poco tiempo una situación estable. Ahora con toda la maquinaria en marcha de vacunación en los países del primer mundo, principales emisores de turismo internacional, y en plena ola del coronavirus la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido que esto va para largo. Los plazos no serán los que en el sector turístico se barajan.

La OMS ha sido clara: no se conseguirá la inmunidad colectiva en el 2021. Las campañas de vacunación se están acelerando, pero necesitan tiempo.

Los responsables de la Organización Mundial de la Salud han pedido paciencia porque este año no se conseguirá ningún nivel de inmunidad colectiva. Se trata de un mal augurio para el sector turístico. Las autoridades sanitarias piden al conjunto de la sociedad que continúen tomando las precauciones contra el virus sin bajar la guardia. Al menos durante este año, nos obligan a reducir la movilidad y los viajes, la interacción social, al uso de mascarilla, a mantener la distancia física en los espacios comunes y a medidas de higiene especiales.

La noticia positiva para el destino español es que el ritmo de vacunación contra la COVID se ha acelerado. España es el cuarto país de Europa donde más vacunas se han administrado a la población y entre los 10 primeros en todo el mundo. Es un primer paso necesario que permitiría transmitir un mensaje de destino seguro para los turistas.

En este contexto, el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha pedido para este verano focalizarse en el turismo interior i teniendo en cuenta que la población de mayor edad estará ya inmunizada por el proceso de vacunación, apuesta por activar los viajes del Imserso.

0 0 0