Husa busca liquidez para salvar lo que queda del grupo

El grupo Husa está intentando captar algún inversor que le inyecte liquidez para poder hacer frente a las necesidades más imperiosas de su funcionamiento. Busca algún fondo de inversión o corporaciones especializadas en empresas quebradas para que salven lo poco que queda de la cadena.

El agujero del grupo podría superar los 200 millones de euros. El Juzgado Mercantil número 3 de Barcelona ha ido admitiendo a trámite desde febrero pasado una cascada de suspensión de pagos de diferentes sociedades del grupo Husa.

Desde principios de 2014, Husa ha pasado de gestionar 80 hoteles a 15. En el campo de la restauración también ha pasado de 35 negocios a 5, según informa el diario Expansión. El número de trabajadores también se ha reducido de 500 a 200. Según el mismo diario, la cadena de Joan Gaspart habría pedido al futuro socio inversor “un anticipo de 1.5 millones para aliviar la tesorería” más inmediata.

A finales de enero o principios de febrero se conocerá la propuesta de convenio para los 3.000 acreedores que tiene Husa. Un 30% son acreedores generales, el resto son bancos, Hacienda y Seguridad Social. Si Husa logra que los acreedores aprueben este convenio que marcará las quitas y los plazos de cobro, el grupo clarificará su futuro financiero y será el momento de oficializar la entrada del posible inversor. Hasta esa fecha es difícil que ningún grupo se arriesgue a inyectar capital. Por eso Gaspart busca un anticipo para pasar el mes de enero.

0 0 0