Marta Domènech: “Pedimos al ministerio que en el borrador de los fondos Next Generation que nos han enviado aparezca de qué manera, vía los entes locales, llegará este dinero a nuestro empresariado turístico”

Desde mediados del mes de junio Marta Domènech es la nueva directora general de Turismo. Sustituye a Octavi Bono, que ocupaba el cargo desde julio de 2016.

Marta Domènech (Falset, Priorat, 1974) tiene una larga carrera profesional en el mundo del turismo. Es licenciada en publicidad y relaciones públicas, diplomada en marketing, experta en protocolo y sumiller. En el momento de ser nombrada era presidenta de la Asociación de Empresarios de Hostelería de la Provincia de Tarragona, presidenta de la Asociación de Alojamientos con DO y vicepresidenta de Pimec Tarragona. También está vinculada a la Cámara de Comercio de Reus y a otras entidades. Es empresaria, propietaria y gerente del Hostal Sport de Falset, un negocio familiar que regenta en la actualidad la cuarta generación de la misma familia. Ella se hizo cargo del negocio en 2007.

A pesar del poco tiempo que lleva en la Dirección General de Turismo, Comunicatur ha querido hablar con ella para que nos explique las bases de lo que tiene que ser su gestión.  

– Usted conoce bien el sector desde dentro. ¿Cuáles son las líneas de trabajo que quiere impulsar al frente de la Dirección General de Turismo, teniendo en cuenta su condición de empresaria?

Las líneas a trabajar son las que ya están en marcha por parte de la Dirección General de Turismo, que tienen su recorrido y las de la Agencia Catalana de Turismo (ACT). Seguramente ahora ya nos estamos asentando y trabajando para hacer las nuevas líneas estratégicas, dada la situación que estamos viviendo y el cambio de modelo turístico que queremos promocionar.

La dirección General de Turismo está junto al sector para apoyarlo, acompañarlo, promocionarlo y comercializarlo. Y haciéndolo codo con codo con el propio sector

– ¿Nos podría definir algo más estas nuevas líneas que quieren promocionar?
Una clarísima es la de la reactivación del sector. Estar a su lado para apoyarlo, acompañarlo, promocionarlo y comercializarlo. Y haciéndolo codo con codo con el propio sector. Y es que la Dirección General de Turismo está muy cerca del sector. Esta es una de las líneas principales.
La otra es a través de los fondos Next Generation, en el sentido que tenemos que intentar que llegue el máximo dinero posible para nuestro sector, que lleguen absolutamente hasta el empresario.
Y la tercera línea sería una comunicación sobre todo en cuanto a que el destino es una Cataluña segura, que hace el trabajo bien hecho, que trabajo muy bien desde hace muchos años y que el destino es seguro para nuestros visitantes.

– ¿Ha encontrado mucha diferencia entre gestionar una empresa turística como un hotel y gestionar desde una administración pública?
No. Al final todo es gestión. Sí que es cierto que hay un tema de velocidades, pero sencillamente es esto. Al final la Administración y el departamento de Empresa y Trabajo y la Dirección General de Turismo están al servicio de nuestros turistas, que es el mismo servicio que hacía yo en el Hostal Sport, servir cafés. Nuestro trabajo es estar al servicio de nuestro equipo turístico y sobre todo de nuestros huéspedes, que son los turistas que nos visitan.

– En ciertos aspectos la Administración es rígida. Tenemos un plan de marketing y una Ley de Turismo. Hace un año se aprobó un nuevo decreto de turismo, que costó mucho consensuarlo. Ahora parece que hay que cambiar la Ley de Turismo, porque está obsoleta en estos momentos. ¿Qué y cómo tendría que cambiarse para adaptarla alas necesidades actuales?
La idea es modernizar la Ley de Turismo y adecuarla a los tiempos que estamos viviendo actualmente, por lo tanto lo creemos necesario. En los últimos veinte años se ha ido regulando en base a las necesidades, pero ahora ya sí que estamos en un punto de encrucijada, como dice nuestro conseller, que sí es importante cogerla y reestructurarla de arriba abajo. Es importante en un momento como este que, a pesar de las dificultades, es un momento propicio para poderla presentar, dibujarla y ejecutarla.

– La pandemia nos ha dado motivos para repensar algunas cosas. Recientemente el catedrático de economía Andreu Mas-Colell advertía en un artículo que recogíamos en Comunicatur, que suprimir el actual tejido empresarial por un nuevo modelo puede dejar sin futuro muchas empresas y trabajadores. ¿Hacia dónde cree que tiene que ir este cambio de modelo?
Creo que tiene que ser un cambio de modelo que tenga que ver con todos los agentes turísticos, con toda la gente que está implicada en el mundo del turismo. Esto pasaría, si mirásemos un poco de cara al futuro, por ejemplo, por un pacto nacional de turismo donde la unión del sector sea absoluta, sea total. Por lo tanto estas cosas que quizá prevé el Sr. Mas-Colell evitaríamos que pasaran y podríamos dibujar entre todos el destino que queremos.

Es importante coger la Ley de Turismo y reestructurarla de arriba abajo

– Desde que está en el cargo, seguro que ya ha tenido la oportunidad de encontrarse con representantes de diferentes colectivos y territorios del sector. ¿Qué le han pedido que haga desde la Dirección General de Turismo?
Pedido… yo creo que estamos en un momento que más que pedir tenemos que trabajar conjuntamente. Lo que decía antes de acercarnos mucho al sector, de hacer un codo con codo, de establecer alianzas para hacernos más competitivos y más competentes, sobre todo en línea con los objetivos de desarrollo sostenible que nos está marcando la Unión Europea.

– La esperanza del sector se llama Next Generation. Pero hay mucho miedo que las ayudas europeas no lleguen a las pymes ni a los más pequeños, que conforman un tejido muy importante en el turismo. ¿Qué les diría?
Precisamente en esto nosotros estamos muy cerca del ministerio, pidiendo y reclamando que en el borrador que nos están enviando aparezca de qué manera, vía los entes locales, llegará este dinero a nuestro empresariado turístico.

Hace falta un pacto nacional de turismo donde la unión del sector sea absoluta, sea total

– Los guías turísticos reclaman ordenar su actividad y perseguir las prácticas que degradan su trabajo, como los freetours y guías intrusos.
Estamos trabajando mucho con ellos. Prácticamente te diría que en las últimas tres semanas, cada semana nos hemos visto. Sobre todo para dibujar un escenario donde ellos puedan tener un carné donde el turista pueda ver la diferencia entre un freetour y realmente alguien que se ha preparado, se ha formado, habla idiomas y tiene unos estudios que avalan este guiaje turístico.

– ¿En qué punto se encuentra la lucha contra la oferta ilegal de alojamientos no reglados, un tema que afecta mucho a la Ciudad de Barcelona?
Es un punto que nosotros le damos muchísima importancia. Nosotros tenemos el cuerpo de inspección que se dedica a buscar toda aquella gente o personas que están intentando hacer o poner de manifiesto un uso ilegal de una vivienda y esto nosotros lo seguimos, te diría que incluso lo perseguimos y que sancionamos en los casos que consideramos oportunos.

Estamos en un momento que más que pedir tenemos que trabajar conjuntamente

– Para acabar, ¿qué mensaje querría trasladar desde Comunicatur a los profesionales del sector?
Somos un sector resiliente, que trabaja junto a la gente. Sabemos que estamos pasando unos momentos supercomplicados, muy difíciles, pero ciertamente somos gente fuerte y gente trabajadora. Esto es lo que nos han enseñado. Cuando todo el mundo está de vacaciones, nosotros servimos. Entregamos nuestro tiempo por ellos, por lo tanto esto es lo que queremos hacer, estar a su lado y trabajar, codo con codo, para tirar adelante y revertir esta situación.

0 0 0