Grito de alerta de los hoteleros de Barcelona, piden un plan de rescate a fondo perdido

Este verano sólo ha abierto uno de cada cuatro hoteles de la ciudad de Barcelona. Los establecimientos que han abierto entre junio y agosto, unos 126 hoteles, no han superado el 15% de ocupación de media.

La situación de pandemia global les ha pasado factura. Calculan que en los meses de verano han perdido unos 850 millones de euros. El Gremio de Hoteles de Barcelona (GHB) no cree que la situación del turismo en la capital catalana vaya a mejor los próximos meses.

El presidente del GHB, Jordi Mestre, ha sido contundente: «Las previsiones son nefastas, todas las ocupaciones vinculadas tanto al turismo de ocio como el de congresos prácticamente hasta finales de año son nulas.»

El Gremio afirma que la situación es insostenible y reclama un plan de rescate a fondo perdido al gobierno español. Prevén que muchos de los hoteles que han resistido el verano abiertos ahora cerrarán debido a las previsiones tan negativas.

Mestre aclara que los hoteleros no tienen más margen de endeudamiento y ahora la cuestión no va de equilibrar las cuentas de resultados sino de sobrevivir y por ello necesitan un plan de rescate de 500 millones de euros.

0 0 0