Espigas para categorizar el turismo rural catalán

La Dirección General de Turismo de la Generalitat de Catalunya y las casas rurales catalanas trabajan conjuntamente para fijar las categorías de los diferentes establecimientos.

La catalogación mediante espigas, a la manera de las gites francesas, permitirá a los turistas conocer qué servicios ofrece cada alojamiento, con el objetivo de poder llevar a cabo una búsqueda ajustada a sus necesidades.

El director general de Turismo, Joan Carles Vilalta, ha manifestado su deseo de llegar a un consenso antes del verano y poder aplicar las nuevas categorías en base a un número determinado de espigas, entre una y cinco, de la misma manera que los hoteles se categorizan por estrellas. Los establecimientos rurales conseguirán más o menos espigas teniendo en cuenta parámetros como la calidad de los servicios y la oferta turística de cada casa, entre otros criterios. En este sentido, cabe destcar que la confederación Turalcat presentó a finales del año pasado una propuesta para la categorización de las casas rurales con el objetivo de “clarificar la oferta, no sólo informando al cliente sobre la modalidad que puede escoger sinó también sobre su calidad”.

En Cataluña existen actualmente más de 1.700 casas de turismo rural que suman más de 11.000 plazas. La clasificación actual se hace en función de la modalidad y existen dos grandes grupos: casa de payés o establecimiento de agroturismo, en el caso de que los titulares obtengan rentas agrarias, ganaderas o forestales, y alojamientos rurales, en el caso que no las obtengan.

0 0 0