Andorra entra en recesión turística

Los datos oficiales de visitantes en Andorra muestran una disminución durante este año del 2,4%. El número de vehículos que acceden al país ha caído también de forma considerable, tanto los que acceden por el lado español como francés.

El único acceso de los visitantes a Andorra se produce por carretera y por eso las estadísticas de entrada de vehículos es clave. Este 2019 han bajado un 3,1% en el número de vehículos, y este porcentaje es prácticamente idéntico para las fronteras hispanoandorrana y francoandorrana.

Estos datos que suponen una caída de la afluencia de visitantes se podrían suavizar con una buena campaña de nieve 2019/2020. Sin embargo, con un buen mes de diciembre será difícil revertir el balance global del año. Andorra Turismo ha hecho previsiones para la temporada de invierno y espera incrementar los turistas un 2,2%.

El punto débil del sector turístico de Andorra se centra en la primavera y el verano. Las estaciones de esquí y el sector de la nieve funcionan muy bien especialmente en el mercado español y no tanto en el francés. También el Reino Unido es un cliente importante que escoge Andorra para la práctica del esquí.

Las autoridades responsables de la promoción del Principado reconocen que tienen un índice muy elevado de excursionistas -visitantes de un solo día que no pernocten- frente a los turistas, que son aquellos que se alojan y pernoctan en un establecimiento turístico. Su objetivo es superar este desequilibrio y conseguir que los excursionistas se vayan convirtiendo paulatinamente en turistas.

0 0 0