El semáforo británico sigue golpeando los destinos

Las autoridades británicas han actualizado su semáforo Covid para el 30 de junio y prácticamente mantienen las mismas limitaciones sobre los destinos. Sólo las Islas Baleares ha pasado a color verde, la situación del resto sigue siendo de castigo.

El resto de España se mantiene en color naranja, por lo que obliga a los turistas a realizar una cuarentena de 10 días a la vuelta al Reino Unido. Destinos como Cataluña o Canarias se verán muy afectados. Establecimientos hoteleros que tienen a los turistas del Reino Unido como su principal cliente ven con preocupación la temporada. Las previsiones optimistas de verano no se cumplirán para ellos.

Una posible fórmula que puede aligerar este mal sería que el gobierno británico exima de las cuarentenas a sus nacionales que cuenten con la pauta de vacunación. Como mínimo, un porcentaje importante de turistas se podrían recuperar, porque ahora el atractivo de viajar a destinos naranjas es prácticamente nulo.

Por otra parte, están las reticencias de algunos países a recibir ciudadanos británicos por miedo a la propagación de la variante Delta del Covid. En Europa algunos estados mantienen vigentes las restricciones a los viajes no esenciales de los británicos. No es el caso de España, que quiere transmitir mensajes positivos hacia este mercado.

Las autoridades del Reino Unido, además de Baleares, también han incorporado en la lista verde a Madeira, el Caribe, Barbados, Malta o Israel. En rojo hay destinos turísticos importantes como son Turquía, Túnez o la República Dominicana.

0 0 0