Nueva tarjeta “Barcelona Pass Modernista”

La Diputación de Barcelona y Barcelona Turismo acaban de presentar el modernismo como una estrategia conjunta de promoción turística.

La principal novedad es la creación de una tarjeta denominada “Barcelona Pass Modernista”, que pretende facilitar el descubrimiento de este estilo arquitectónico más allá de los grandes iconos de la ciudad de Barcelona y, por lo tanto, anima al descubrimiento de lugares fuera de la capital.

Se trata de una tarjeta pensada para los visitantes repetidores que quieren conocer otros atractivos fuera del circuito turístico habitual y que están muy interesados en la cultura.

Las características principales de la nueva tarjeta son:
– Precio de 90 €.
– Válida para 7 días.
– Incluye la entrada a 15 edificios modernistas de 5 municipios diferentes: Barcelona, Sitges, Terrassa, Mataró y Canet de Mar.
– Si se visitan los 15 equipamientos, el ahorro llega hasta el 50%.
– La tarjeta da preferencia de visita en el caso que haya colas.
– Tiene un formato de tarjeta de crédito y se presenta con una completa guía con información, transportes, mapas de los municipios y describe otros puntos de interés.

El modernismo en Barcelona es mucho más
En la presentación, el diputado de Turismo de la Diputación de Barcelona, Miquel Forns, puso de manifiesto la importancia que la Diputación da al Modernismo como un destino de gran interés cultural más allá de la ciudad de Barcelona. Por ello la institución impulsa una serie de acciones en el marco del Año del Turismo Cultural promovido por la Agencia Catalana de Turismo. Así, también se dio a conocer el calendario de ferias y fiestas modernistas, repartidas por todo el entorno de Barcelona a lo largo del año. Algunas de las más importantes son las de la Colonia Güell en Santa Coloma de Cervelló, la de Barcelona (derecha del Eixample, calle Girona), Terrassa o Canet de Mar.
Este calendario se puede consultar en la web específica de Modernismo que tiene la Diputación.

Ignasi de Delàs, subdirector de Barcelona Turismo, dijo que la tarjeta es la gran contribución de Barcelona al Año del Turismo Cultural y que los turistas puntúan con un 9,3/10 las propuestas arquitectónicas de Barcelona.

Jaume Tomàs, director de productos turísticos de Barcelona Turismo recordó que el 50% de los turistas que visitan Barcelona son repetidores y que la tarjeta Barcelona Pass Modernista es el primer producto que han hecho juntamente con el resto del territorio. También señaló que están abiertos a la incorporación de más equipamientos de otras ciudades y pueblos y no descarta que en el futuro el transporte público esté incluido en la tarjeta.

0 0 0 0