Las inundaciones obligan a una revisión de las instalaciones turísticas

Las lluvias torrenciales que sufre la zona occidental del mediterráneo provocadas por los efectos del calentamiento del planeta exigen una revisión de los planes de inundabilidad y evacuación también de las infraestructuras turísticas.

Un ejemplo ha sido la catástrofe de Mallorca con 12 de víctimas mortales provocada por una acumulación de agua extrema. En Cataluña, municipios y espacios naturales de costa, pero también de interior, están sujetos a sufrir algún episodio de lluvia torrencial en periodos cortos de tiempo.

La revisión de las zonas edificadas inundables en cauces de ríos y torrentes es más que oportuna para tomar las medidas necesarias que impidan que una situación como la vivida en Mallorca pueda pasar. La desgracia obliga a ser conscientes del peligro y tomar conciencia de que tragedias como esta se pueden evitar o minimizar. Sería irresponsable no hacerlo cuando parece claro que fenómenos como éste irán aumentando.

Algunas empresas del sector saben que están en falso en este punto. No vale con cruzar los dedos para que esto no ocurra. Las vidas humanas están por encima del interés particular de algunos negocios.

0 0 0 0