La tendencia de ampliar al máximo el dominio esquiable

Las estaciones de esquí están apostando por ofrecer a sus visitantes la máxima capacidad posible de kilómetros esquiables. El nuevo atractivo del sector de la nieve está pasando por anunciar ampliaciones de dominios, forfaits conjuntos y unificación de estaciones.

La Molina y Masella han estrenado Alp 2500, una propuesta de dominio único esquiable que suma 145 kilómetros y más de 100 pistas. Las dos estaciones quedan conectadas por la cima de la Tosa.

Los esquiadores encuentran en estos dominios Alp 2500 una treintena de remontes. Desde el punto más alto de desnivel hasta la base de las estaciones existe una diferencia de altitud de casi 1.000 metros, que ofrece a los aficionados a la nieve unos descensos muy atractivos.

En el caso de Andorra, se prepara la propuesta más ambiciosa. Vallnord y Grandvalira están trabajando para tener un único dominio que sumarían más de 300 kilómetros. Será en la campaña 2022-2023 cuando se presente a los esquiadores esta fusión que supondrá una fórmula unificada de toda la oferta de nieve andorrana.

En el lado francés de los Pirineos 9 estaciones de esquí ofrecen el nuevo forfait de las Neiges Catalanes que permite acceder durante una semana a todas ellas. También han implantado la posibilidad de forfait anual. El forfait permite acceder a un dominio esquiable que suma 200 km de esquí alpino, 450 km de nórdico y 260 km para raquetas de nieve.

Bajo el nombre de Neiges Catalanes se incluyen las estaciones de Font-Romeu Pyrénées 2000, Puigmal 2900, Les Angles, Cambre de Aze, Formiguères, La Quillane, Porté-Puymorens, Puyvalador y la Station Nordique Capcir.

La intención es que los amantes del deporte blanco cuenten con un forfait que les permita esquiar en todo el país. Se podría decir que Andorra contaría con el mayor dominio de los Pirineos. Se trata de una opción muy atractiva que querrá atraer a clientes de proximidad que habitualmente optan por desplazarse a los Alpes.

0 0 0