La tecnología cambiará modelos de negocio del turismo

Los usuarios quieren flexibilizar sus necesidades en los destinos y la tecnología debe permitirlo. Por ahora tenemos aplicaciones que permiten dar a conocer informaciones estándares, los grandes titulares de un destino (qué hacer, dónde ir, qué comprar). Los turistas deben tener la posibilidad de modificar y adaptar los planes durante el viaje.

Y de aquí, se da paso a la inteligencia artificial que puede ayudar a personalizar los viajes. El análisis masivo de macrodatos facilita la hipersegmentación y la personalización de los servicios.

Por otra parte, la tecnología tiene una segunda vertiente, la que afecta a las empresas. ¿Qué beneficios les aporta? La respuesta pasa por el bigdata. La gestión de este conocimiento está bien introducido en el mundo de la hotelería pero todavía las empresas de actividades turísticas desconocen las posibilidades que les ofrece el bigdata. Pero ¿cómo se accede a esta información? ¿cómo detectar una tendencia o modificarla en caso de que sea negativa?

El nuevo paradigma del bigdata obliga a tomar decisiones estratégicas basadas en esta información. Queda claro que conociendo a nuestros clientes les podemos sacar más provecho. Las empresas deben extraer la máxima información para convertirla en retorno económico.

0 0 0 0