Empresas

La tendencia del bleisure aporta beneficio por partida doble

Una tercera parte de los viajeros de negocios aprovechan sus desplazamientos para extender su estancia abierta al ocio. Esta combinación de ocio y negocio ha creado la expresión “bleisure” (business con leisure)

Esta tendencia ha abierto nuevas oportunidades a los destinos, las agencias de viajes, a los hoteles y al resto de sector turístico. La conversión de los clientes MICE en también viajeros de ocio, que aprovechan su tiempo libre e incluso alarga su estancia en el destino para disfrutar de experiencias de ocio, son una muy buena noticia.

La oferta puede adaptarse a estas nuevas necesidades, la de convertir un viaje de trabajo en también un viaje de placer. Los organizadores de los viajes corporativos deben incluir la variable del “bleisure” en sus propuestas y concebir el viaje como un todo.

Las estadísticas explican que a esta nueva tendencia del viajero de negocios se inclinan algo más los hombres (un 40%) que las mujeres (21%). También en la franja de edad existen diferencias, a más edad la tendencia a combinar el viaje con el ocio se amplía ostensiblemente.

Ciudades como Barcelona o Madrid son las que pueden beneficiarse de mayor impacto económico. Extender uno o dos días más la estancia de negocios, junto al consumo de actividades ayudaría a combatir la estacionalidad del turismo urbano y a incrementar los ingresos por turista. Se trata de un cliente con un gasto superior a la media del turista vacacional.

Articulos relacionados

Botón volver arriba