La imagen turística de Barcelona se vuelve antipática en el extranjero

Los medios de comunicación internacional comienzan a trasladar una imagen negativa de Barcelona. Desde Estados Unidos hasta Rusia trasladan el mensaje de que los turistas no son bienvenidos en la ciudad.

La prensa americana habla de un amor no correspondido. Contrasta la atracción que tiene el destino para muchos turistas y cómo las autoridades y los ciudadanos no desean que los visitantes vuelvan. Los artículos en las secciones de viajes de grupos mediáticos tan potentes como Fox News o Condé Nast Traveler explican las medidas del ayuntamiento para limitar el turismo desde un punto de vista negativo.

Recogen la guerra de los responsables municipales con todo el sector turístico, desde las plataformas de alojamiento como Airbnb o HomeAway hasta los propios hoteleros a los que limita su desarrollo. También atribuyen a la alcaldesa Ada Colau unas declaraciones en las que decía que por causa del turismo “el modo de vida de todos los barceloneses está seriamente amenazada”En Rusia la prensa ha reaccionado en la misma línea. Algunos titulares hablan de “guerra” de Barcelona contra los turistas. Trasladan una imagen de ciudad saturada de visitantes e incómoda para los ciudadanos que viven por culpa del turismo. Como la prensa estadounidense, los medios de comunicación rusos explican las medidas del ayuntamiento para gestionar el turismo.

Es difícil calcular qué impacto pueden tener estas informaciones y si retraen el interés de los turistas para visitarla. La imagen que se traslada no positiva y resulta paradójico que los organismos turísticos públicos y privados de Barcelona y Cataluña promuevan la ciudad para atraer visitantes mientras que la percepción exterior es justamente la de una ciudad que no quiere más turistas.

0 0 0 0