Hard Rock sigue empantanado en la Costa Dorada

El serial sobre el futuro complejo de turismo y ocio de Hard Rock en Salou sigue sumando capítulos de desconcierto y desacuerdos que siguen lastrando la imagen de proyecto con garantías.

Tras meses sin noticias se ha anunciado que será la Generalitat de Catalunya la que avanzará el dinero para la compra de los terrenos junto a PortAventura donde se debería ubicar el complejo. En concreto adelantará a Caixabank los 96 de los 120 millones de euros que cuestan los terrenos en los que se construirán los hoteles y casinos de Hard Rock.

La administración catalana está pilotando la operación para intentar culminar una inversión en el espacio de Vila-Seca y Salou en los que en su día se anunció el complejo Eurovegas, después BCN World y ahora Hard Rock.

La situación ha generado una batalla política entre los partidos políticos incluso entre los socios del gobierno de la Generalitat que amenaza con bloquear la compra. En su momento la Generalitat de Cataluña anunció que la operación no costaría ni un euro público. Ahora se ha sabido que asumirá el pago y no recuperará el dinero hasta mediados o finales de 2022.

Hard Rock sigue acumulando retrasos en Tarragona y si la cuestión de los terrenos se empantana en fricciones políticas el futuro del complejo, que tenía un presupuesto de 2.000 millones de euros, es aún más cuestionable. En varias ocasiones se puso fecha al inicio de obras que nunca se ha efectuado, la sensación de poca seriedad del proyecto es clamorosa.

0 0 0