El turismo familiar hace crecer los visitantes en las Valls de Àneu

Gracias a la apuesta por el turismo familiar, las Valls de Àneu, en la provincia de Lleida, ha experimentado una incremento de los visitantes de proximidad. Hasta un 7% más de turistas han visitado la comarca del Pallars.

“Las rutas a pie, la natura, el centro BTT, el Ecomuseo y el Románico son los activos principales que han hecho aumentar las visitas”, informan desde el Consorcio de Turismo de las Valls de Àneu. La decisión para certificarse como Destino de Turismo Familiar ha permitido dar un cambio de rumbo a una oferta centrada en la nieve y en los días festivos de puente por unas propuestas más amplías que dan oportunidad a la actividad turística durante todo el año. Tanto es así que en los meses de septiembre y octubre han aumentado considerablemente el número de visitantes.

El número de turistas ha crecido por segundo año consecutivo y es que en 2013 estps Valles fueron certificados como el primer destino de Turismo familiar del interior de Cataluña. Un sello que hasta aquella fecha sólo tenían trece destinos del litoral catalán. La diversificación, por lo tanto, está dando vida turística en un territorio, rico en patrimonio cultural y natural, pero muy alejado de las grandes conurbaciones urbanas que son las que nutren de turistas este tipo de destino. Buen ejemplo de los beneficios de la diversificación turística.

El presidente del Consorcio, Carlos Cortina, se ha mostrado entusiasta por la nueva situación turística y ha declarado que “los deportes de aventura en general, el barranquismo, las rutas en BTT, las rutas al Parque Nacional de Aigüestortes o en el Parque Natural del Alto Pirineo, las visitas a MonNatura Pirineo o a la Casa del Os, así como las tradicionales fallas de Isil, declaradas este año Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, convierten las Valls de Àneu en un destino de turismo permanente”.

0 0 0 0