Los viajes de negocio del futuro

La pandemia de Covid-19 ha afectado de forma dramática los viajes de negocios, las convenciones y las ferias. Las relaciones presenciales en el mundo de la empresa han caído en picado. El virus ha exigido limitar al máximo la movilidad y ha sido la estocada al turismo MICE. El balance es una caída del 70% de los viajes corporativos en España respecto al año anterior.

Para reactivar los viajes de negocios en el futuro las empresas y sus empleados deberán primero recuperar la confianza. Para ello hay que implantar protocoles de seguridad y dotar de información clara sobre los riesgos reales y las medidas que se deben tomar para minimizar al máximo estos riesgos. Según una encuesta de GEBTA, un 70% de los viajeros MICE volvería a viajar si los destinos son seguros. Las grandes empresas, que realizan los viajes de mayor radio, son las más reticentes a activar los viajes de negocios, mientras que las pequeñas, que tienen un cliente más doméstico y tienen una necesidad más imperiosa en hacer negocio, están encabezando la reactivación del viaje corporativo.

El segmento MICE necesitará varios años para recuperar los niveles de negocio a los que estaba antes de la pandemia. Los viajes corporativos en el futuro serán diferentes: más cortos, más próximos y con un retorno del coste-beneficio más contrastado. Es la herencia de la pandemia que quedará: una política de ahorro y productividad.

Con este panorama las empresas del sector MICE deben adaptar su oferta a la realidad del futuro: conexiones aéreas de ida y vuelta; certámenes de pequeño formato con reducción de aforo, pero con una gran capacidad de cerrar negocio; flexibilidad en cambios de fechas del transporte; eventos y espacios con protocoles de seguridad claros y solventes; entre otros.

0 0 0