Los 7.000 millones para el turismo solo cubre a quien aporte pérdidas superiores al 30%

El Gobierno ha aprobado un paquete de ayudas públicas directas para empresas y profesionales autónomos del sector turístico. El paquete asciende a 7.000 millones de euros y aún tardarán un máximo de 40 días en tener a punto la manera en como trasladarán a las comunidades autónomas la gestión de los fondos.

Se podrán acoger a las ayudas las empresas que acrediten una pérdida de los ingresos superiores al 30% por la pandemia y servirá para cubrir la caída de la facturación. En el caso de las microempresas y las pymes podrán solicitar un importe máximo del 40% de la facturación perdida y el resto de empresas hasta el 20% de la caída de los ingresos. Las aportaciones de las subvenciones irán desde los 4.000 euros para los autónomos (3.000 para los que están acogidos a módulos) y los 200.000 para las empresas más grandes.

¿A qué pueden dedicar las subvenciones? Al tratarse de ayudas finalistas, el Gobierno fija como premisa que se destinen para pagar las deudas contraídas desde el inicio de la pandemia (marzo de 2020) a proveedores, salarios, suministros, alquileres o deuda financiera.

Las Comunidades Autónomas serán las encargadas de la gestión de las ayudas y la Agencia Tributaria supervisará el cumplimiento de los requisitos por parte de las empresas. El Gobierno ha querido otorgar un trato diferencial al sector turístico de Canarias y Baleares que disfrutarán de 2.000 millones del total del fondo de 7.000.

Entre las obligaciones de los beneficiarios para recibir las ayudas se encuentra el mantenimiento de la actividad hasta junio de 2022, estar al corriente de las obligaciones tributarias, no repartir dividendos ni aumentar las retribuciones de los directivos.

0 0 0