El turismo doméstico se desploma este verano

El balance del verano ha dejado unos resultados que ponen en alerta a todo el sector. La bajada de los turistas domésticos ha sido generalizada en España y especialmente en Cataluña. La crisis económica se ha dejado notar con fuerza.

El descenso de turistas españoles, además, ha estado acompaña a una menor capacidad de gasto. Gracias al turismo extranjero, algunos destinos han podido equilibrar la quiebra del turista interno.

El mes de agosto, pero más aún en julio, el turismo español ha estado muy por debajo de años anteriores. Las expectativas tampoco eran buenas. Durante el primer tercio del 2013 los residentes en España habían realizado 42,4 millones de viajes, cifra un -12,6% inferior a la del mismo periodo del año anterior.

En Cataluña esta caída del turismo doméstico ha doblado la media del Estado, con un espectacular -24%. La preocupación del sector turístico, una vez pasada la temporada alta de verano, es saber cuál será la tendencia de los próximos meses. Con unos meses con más dependencia del cliente interno y una economía malograda por la crisis, el sector sufre por la incertidumbre del comportamiento del mercado.

[HOME]

0 0 0