El Maresme, desde las torres de vigía

Aún no hay ninguna ruta organizada, pero el Consorcio de Promoción Turística del Maresme recoge en una nueva publicación las torres de vigía y los castillos más destacados de esta comarca para que los visitantes tengan una primera guía para adentrarse en la época de la piratería.

La publicación facilita toda la información posible para organizar una escapada de un día o de un fin de semana al Maresme siguiendo las huellas de estas edificaciones, la mayoría de las cuales datan de los siglos XVI y XVII. En esta zona, el número de torres fue tan numeroso que su litoral era conocido como “la costa torreada”.

Esta iniciativa es, según sus responsables, “un paso más en la consolidación de la marca Costa de Barcelona-Maresme como destino turístico de proximidad y para todo el año”.

El folleto, bilingüe catalán-castellano, recoge cerca de 60 torres y castillos, muchos de ellos son de propiedad privada y no se puede acceder al interior pero sí que pueden admirarse desde el exterior y complementar la ruta con otras propuestas que se recomiendan en la misma guía. Can Teixidor, en El Masnou; el castillo de Burriac, en Cabrera de Mar; Can Jalpí, en Pineda de Mar; y la Torre de Can Ratés, en Santa Susanna, son algunas de las edificaciones que aparecen en la guía y que pueden visitarse.

0 0 0 0