Comienza a operar el que podría ser el mayor aeropuerto del mundo

El nuevo Aeropuerto de Estambul que está en funcionamiento desde este mes de abril tiene capacidad para convertirse en el de mayor tráfico del mundo.

La nueva infraestructura supone una reubicación del Aeropuerto internacional Ataturk. La mudanza ha consistido en una operación logística de una envergadura sin parangón. En pocos días han trasladado durante las noches 10.000 toneladas de pieza de equipos en 686 tráileres y cientos de otros vehículos, una medida considerada la más grande en la historia de la aviación.

Este nuevo Aeropuerto de Estambul atenderá a 90 millones de pasajeros al año y es un megaproyecto del presidente Recep Tayyip Erdogan. La terminal cuenta con 76,5 millones de metros cuadrados. Su objetivo es convertirse en el más grande del mundo con un tránsito de 200 millones de pasajeros anuales. Para llegar a este hito deberán pasar unos 10 años, hasta que el aeropuerto se haya expandido por completo.

Para gestionar los 200 millones de pasajeros el nuevo aeropuerto automatiza muchos de los procesos, incluyendo los sistemas de reconocimiento facial, para optimizar al máximo las operaciones.

Con 90 millones de pasajeros el primer año se medirá con aeropuertos como el de Heathrow, en Londres; o Schiphol, en Ámsterdam. La situación de Estambul en el corredor Europa-Asia-África-Oriente Medio le confiere una posición estratégica para los vuelos de conexión. Desde allí se alcanzan vuelos con Estados Unidos o Australia.

0 0 0 0