Cataluña da cabida legal a la oferta de habitaciones de Airbnb

La Generalitat de Cataluña modifica el decreto de alojamiento para regular las habitaciones turísticas en viviendas particulares. Precisamente esta oferta fue la que motivó la multa a la multinacional Airbnb.

En un año la administración catalana ha pasado de sancionar en julio de 2014 a la multinacional Airbnb por “comercializar oferta ilegal e ilegalizable”, a regular esta oferta. El nuevo decreto de turismo da luz verde al Bed&Breakfast bajo el nombre de Habitaciones en Vivienda Compartida. Tal y como publicó Comunicatur el mes de febrero “El alquiler de habitaciones particulares estará regulado en Cataluña”, el gobierno catalán ha introducido esta modalidad dentro del marco legal.

Según la información facilitada sobre este decreto de alojamiento catalán, para poder ofrecer habitaciones el titular de la actividad tiene que ser el propietario de la vivienda y pernoctar durante la estancia del usuario. Sólo podrá ceder un máximo de dos habitaciones, y como máximo cuatro meses al año. Para evitar la sobreocupación no se podrán alojar más personas en la vivienda que las establecidas a la cédula de habitabilidad.

Algunas de las características que deberán tener las habitaciones particulares son la de ventilación exterior y estar suficientemente amuebladas para su ocupación inmediata. Además, el titular tendrá que permitir el uso del baño a los huéspedes y sólo podrá prestar servicio de desayuno. En el ámbito de las responsabilidades y procesos de legalización el propietario será la figura responsable de las infracciones por incumplimiento de las normativas de consumo y municipales. Los ayuntamientos tendrán que otorgar los permisos correspondientes para dar de alta a este tipo de alojamiento. Por último, estas viviendas tendrán que estar señalizadas con el distintivo o placa identificativa correspondiente.

0 0 0 0