superior

Destinos

Barcelona aplica medidas de control de la masificación turística

Limita a los grupos de turistas, marca el sentido de circulación de los peatones y estudia aplicar sensores para medir los flujos de personas en tiempo real

Un decreto aprobado por el Ayuntamiento de Barcelona limitará a un máximo de 15 las personas que formen los grupos guiados de turistas en el barrio de Ciutat Vella que además tendrán que circular sin paradas. También limita el número de grupos que pueden coincidir en los espacios públicos como plazas y espacios de interés turístico.

Entre las medidas que ha aprobado para evitar las molestias existe el establecimiento de un sentido único de circulación en algunos espacios donde consideran necesario intervenir para priorizar los usos vecinales. También prohíbe, en cualquier punto de la ciudad, que los guías utilicen altavoces para dar las explicaciones.

El ayuntamiento dice que este decreto viene precedido por un acuerdo de buenas prácticas con las asociaciones de guías oficiales. Quieren así identificar y “aislar a aquellos grupos turísticos que actúen sin cuidar Ciutat Vella”.

En paralelo a la aprobación del decreto, el ayuntamiento ha puesto el ojo en unos sensores que analizan en tiempo real la concentración y los flujos de personas en los espacios públicos. Se trata de un proyecto que ha ganado un concurso que busca soluciones para avanzar hacia un turismo sostenible. Ahora financiarán la idea para que desarrollen un piloto que pueda implementarse.

El incumplimiento del decreto municipal puesto a exposición pública y alegaciones comporta sanciones de 1.500 euros y hasta 3.000 euros en caso de reincidencia. Fuentes municipales prevén que entre en vigor previsiblemente en unos treinta días.

Articulos relacionados

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba