A un paso del cierre del emisor británico

Preocupación en la próxima edición de la WTM por un virus que anda descontrolado en el Reino Unido. La industria turística europea y mundial se dará cita en Londres en una edición ‘normalizada’ de la World Travel Market. Todos estarán muy pendientes de la evolución del coronavirus en el mercado británico.

Los datos son muy preocupantes. La nueva variante Delta Plus de la covid-19 está incrementando el número de contagios y defunciones a niveles que parecían ya superados. La incidencia del virus en la población es altísima. Ante esta situación se abren perspectivas de cierre de fronteras para los viajeros del Reino Unido.

El Gobierno británico de Boris Johnson se ha caracterizado por tomar tarde las medidas contra la covid-19. Es muy poco amigo de las restricciones, aunque la situación lo aboca a tomar medidas drásticas y activar el denominado Plan B que afectará de pleno a la actividad turística.

El Parlamento británico ha calificado la gestión inicial de la pandemia que dirigió Johnson como «el mayor fracaso de salud pública». El informe realizado por la Cámara deja claro que la actuación del Ejecutivo “condujo a un número inicial de muertes más alto que el que se habría producido con decisiones más contundentes. Cada semana contaba». Ahora, ya advertido el Primer ministro de su política equivocada, no puede permitirse un nuevo revés.

Mientras tanto la industria turística sigue con preocupación y hasta con “temor” las noticias que puedan dar las autoridades sobre el Reino Unido. Puede plantearse un aislamiento temporal de las islas británicas con suspensión de vuelos si no se consigue controlar la situación.

0 0 0