Turisme de Barcelona escoge la cultura como eje principal de actuación en el 2021 con un presupuesto de 20,6 millones de euros

El consorcio Turisme de Barcelona acaba de aprobar las líneas estratégicas para el ejercicio 2021-2022 donde destaca un plan que potenciará la promoción y el marketing de destino con una multiplicidad de contenidos para crear relato de ciudad.  La idea es garantizar un turismo de mayor valor añadido, que gaste más en destino y sea sostenible y respetuoso con la ciudad. Por todo ello se centrará en la cultura, puesto que se piensa que es lo que más identifica a la ciudad.

Los cuatro ejes principales de actuación son la promoción y el marketing, que tendrá un plan con un presupuesto de 12 millones de euros para dos años; la segmentación por mercados y perfiles; la sostenibilidad, buscando la neutralidad de la huella de carbono y la digitalización.

Las propuestas principales son:

  • Fomentar grandes acontecimientos que pongan a Barcelona en el mapa mundial de la cultura.
  • Cultura en el sentido más amplio, que incluye industrias creativas, el diseño, la Barcelona literaria, la del cine y la de los grandes platós de filmación.
  • Se buscará al cliente de valor que interesa a la ciudad, el que deja dinero y que sea sostenible y respetuoso.
  • Se pretende un Customer Service, un contacto y una comunicación permanente con el visitante antes, durante y después de su estancia, de manera que sea cocreador de la marca Barcelona a través de herramientas digitales.
  • Se impulsará el comarketing con las empresas que quieran ir de la mano de Turisme de Barcelona en la promoción de la ciudad.
  • Se intentará ser más selectivos con los mercados.
  • Se pretende incrementar un 15% los visitantes del mercado nacional (España), dirigiéndose a perfiles interesados en cultura, gastronomía y la Barcelona marítima.
  • La gran apuesta por los mercados lejanos es para el sudeste asiático y América.
  • Se buscará la neutralidad de la huella de carbono con la creación de circuitos para propiciar una visita responsable de Barcelona, dar a conocer la ciudad accesible, catalogar los productos turísticos basándose en el cumplimiento de los ODS y poniéndolos en valor.
  • Necesidad de dar paso adelante en la digitalización en el momento de hacer la promoción de la ciudad.

Al mismo tiempo, el Consejo General de Turisme de Barcelona ha aprobado la modificación de sus estatutos, aunque también los tendrá que aprobar la Cámara de Comercio y el Ayuntamiento de Barcelona. Los nuevos estatutos, que confirman el marco público-privado del Consorcio, quieren aportar un marco integrador y de consenso para ampliar el área de influencia de Barcelona.

0 0 0