superior

Destinos

Salou quiere salvar un moribundo BCN World por los equilibrios políticos

Los pactos políticos en Cataluña están acabando de hundir BCN World. El nuevo gobierno de la Generalitat anunció que abría un periodo de reflexión sobre el macroproyecto de ocio resultado de las negociaciones de investidura entre los grupos JxSí y la CUP.

La decisión supone una paralización de las licencias que como ya anunció Comunicatur el pasado mes de diciembre, auguran un futuro oscuro para BCN World.

Por este motivo el alcalde de Salou ha hecho un llamamiento a empresarios, agentes sociales y partidos para que defiendan el proyecto y encuentren un consenso. La patronal Pimec ha insistido en la defensa del complejo porque crea puestos de trabajo y es una nueva palanca para el turismo como lo fue PortAventura. La paralización de las licencias en virtud del acuerdo político de Convergencia, ERC y CUP pone más palos en las ruedas a unos inversores que cada vez parecen menos entusiasmados.

Además la plataforma Paremos BCN World ya ha pedido que se cumpla el acuerdo político y que la Generalitat “dicte una orden de suspensión inmediata” y que se suspenda la tramitación de las licencias de casinos iniciadas en la anterior legislatura.

El Gobierno catalán admite que “el proyecto está parado pero no enterrado” y esperan encontrar un consenso en el territorio. Este consenso, de producirse, será de aquí un par de años, en aquel momento habrá que saber como están los intereses generales para construir este complejo de ocio, comercio, casinos y hoteles en los términos de Salou y Vila-seca, destinos líderes de turismo en Costa Dorada.

El alcalde de Salou se ha reunido con dos de las compañías inversoras, Melco y Hard Rock, y han pedido a la administración claridad, compromiso y celeridad para tirar adelante el proyecto. Los representantes de las empresas han asegurado que existen otros gobiernos interesados en que inviertan en sus países.

Está por ver como acaba todo, pero una cosa sí es clara, que del proyecto presentado en septiembre de 2012 quedará muy poca cosa.

Articulos relacionados

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba