Los JJOO de invierno cuelgan de un hilo en Cataluña

El movimiento “STOP JJOO” de Invierno en Cataluña está a punto de conseguir su objetivo. La plataforma contraria a que los Pirineos puedan acoger unos Juegos Olímpicos en 2030 ha movilizado a ciertas personalidades que están haciendo lobby para tumbar el proyecto.

Las primeras acciones ya están dando resultado y las voces contrarias tienen fuerza suficiente para doblegar el proyecto. Además, el Govern se encuentra en una situación incómoda ante la próxima aprobación de los presupuestos de la Generalitat. La necesidad de conseguir los votos de apoyo de la CUP está provocando que los JJOO y el futuro complejo Hard Rock sean moneda de cambio con esta formación que es totalmente contraria a ambos proyectos.

Los Juegos Olímpicos de invierno estarán condicionados a una consulta ciudadana en el 2022. El Govern se compromete ante la CUP a no formalizar ninguna candidatura hasta haber realizado la consulta pese a que este verano el propio presidente de la Generalitat envió una carta al Comité Olímpico Español solicitando la candidatura Pirineos-Barcelona para los juegos de 2030. Este compromiso estará recogido en la ley de los presupuestos.

En cuanto al complejo recreativo turístico de Hard Rock, que se situaría en la Costa Dorada junto a PortAVentura, el Ejecutivo catalán incorporará también una disposición adicional en la ley de presupuestos que establezca que la Generalitat no dedicará ninguna partida en beneficio del proyecto.

0 0 0