La Generalitat se queda Vallter 2.000 para evitar el cierre

Los propietarios de la estación de esquí Vallter 2.000 han llegado a un preacuerdo con la Generalitat de Catalunya para que se convierta en el accionista mayoritario de la estación. Tras varias temporadas de pérdidas la deuda de la instalación era muy importante y la decisión evita el cierre.

Con el acuerdo concluyen meses de negociaciones, tal y como adelantó Comunicatur el pasado mes de diciembre (La Generalitat está "a punto" para intervenir Vallter 2.000). La Generalitat y el actual socio mayoritario han capitalizado la deuda y permiten dar viabilidad futura a la estación.

Ferrocarriles de la Generalitat controlará el 60% de las acciones, y el resto las mantendrán los actuales propietarios. Con esta, Ferrocarriles de la Generalitat gestiona 5 estaciones de esquí del Pirineo catalán -Vall de Núria, Molina, Espot, Portainé y Vallter-.

Vallter 2.000 se inauguró hace casi cuarenta años y es uno de los motores económicos del Valle de Camprodón y la comarca del Ripollès. La restauración, la hostelería y el comercio tienen una alta dependencia. Anualmente pasan unos 70 mil esquiadores por las pistas de Vallter.

0 0 0