El tren nocturno internacional vuelve a Europa

Dentro de un año, en diciembre de 2021, se pondrán en funcionamiento las primeras rutas europeas de tren nocturno. Las compañías ferroviarias han recuperado convoyes de circulación nocturna internacional que unirán hasta 13 ciudades principales.

SNCF francesa, DB alemana, OBB austríaca y CFF suiza son las empresas ferroviarias que lo impulsan. Las dos primeras rutas en ponerse en marcha a finales del próximo año serán la Viena-Múnich-París y la ruta Ámsterdam-Colonia-Zúrich.

Un año más tarde será la Roma-Zúrich y en diciembre de 2023 se incorporarán convoyes nocturnos entre París y Berlín y entre Berlín y Bruselas. La conexión con España será en 2024. Se trata de la última conexión planificada, entre Barcelona y Zúrich.

El transporte ferroviario es considerado un medio sostenible, respetuoso con el medio ambiente y una propuesta alineada con los objetivos climáticos planteados en Europa en la denominada transición ecológica.

La Comisión Europea pretende reducir en un 90% las emisiones de CO2 en el transporte en 2050 y para ello es imprescindible la disminución del avión frente al tren. La huella de carbono de un pasajero que realiza un largo recorrido aéreo por Europa es diez veces superior al pasajero que lo hace en tren.

Los países de la Europa central están apostando fuerte por esta modalidad de transporte. Austria, por ejemplo, está haciendo una apuesta estratégica por el tren nocturno desde su operadora pública ÖBB que ya cuenta con una ruta nocturna entre Viena y Bruselas. En el país vecino, el gobierno de Alemania también está apostando por el tren nocturno que, junto con Francia, son los impulsores de esta alianza europea para la conectividad ferroviaria de pasajeros en desplazamientos nocturnos.

0 0 0