El sector respira al suspenderse la huelga de controladores

Los presidentes de AENA y de USCA, Juan Ignacio Lema y Camilo Cela, respectivamente, han sellado un «acuerdo global» que debe sentar las «bases» para la firma del segundo convenio colectivo que regula el sector de los controladores aéreos, con el que se garantiza «la paz laboral y la prestación del servicio».

Tras escenificar el acuerdo con un apretón de manos en una rueda de prensa conjunta, Lema dejó claro que el acuerdo, que calificó de «satisfactorio para ambas partes», «garantiza la prestación del servicio y la paz laboral», de forma que los ciudadanos podrán estar tranquilos, ya que sus vacaciones «no se verán alteradas».

La posibilidad de una huelga también ha sido descartada por los controladores. «La huelga que se desconvocó en agosto tampoco se va a convocar en septiembre», afirmó Cela, ya que el acuerdo firmado hoy «sirve para evitar este escenario».

Tanto el presidente de AENA como el de USCA –sindicato que aglutina al 95% de los controladores de la entidad pública– se han felicitado por abrir un «periodo de normalidad operacional y de entendimiento mutuo» que esperan que pueda facilitar la firma definitiva del convenio colectivo «antes de que finalice el año».

El sector turístico, más tranquilo

El sector turístico había advertido de que una huelga en pleno agosto arrojaría unas pérdidas diarias cercanas a los 40 millones de euros, afectando a 690.000 pasajeros al día.

Los hoteleros califican de "magnífica" la decisión de los controladores de no ir a la huelga en agosto y agradecen la "sensibilidad" demostrada por este colectivo al "entender" las necesidades del sector. "Es una magnífica noticia que se acabe con la incertidumbre que pesaba en torno a la decisión de los controladores", manifestó el secretario general de la confederación Española de Hoteles y alojamientos Turísticos (Cehat), Ramón Estalella.

Estalella indicó que todos aquellos turistas que esperan "al último momento" para decidir sobre sus vacaciones pueden, tras conocer la noticia, efectuar sus reservas, ya que actualmente éstas se realizan con menos de diez días de antelación.

En un comunicado conjunto, la Asociación Española de Compañías Aéreas (Aeca), la Asociación de Compañías de la Aviación Civil de España (Aca) y la Asociación de Líneas Aéreas (Ala) han valorado "positivamente" la decisión de USCA de no convocar una huelga en agosto y confían que de esta manera "se ponga fin a la incertidumbre".

Asimismo, esperan que finalice "un largo periodo de reiterados incidentes, que se han traducido en importantes retrasos en los vuelos, que ha ocasionado serios perjuicios a los pasajeros y causado ya graves daños a las compañías aéreas, al turismo y a la economía en su conjunto".

El presidente de Aeca, Felipe Navío, opina que el sector "necesita tranquilidad para acabar la temporada de verano como estaba previsto", aunque indicó que muchos pasajeros ya se han visto afectados de "una u otra manera" por la posible huelga.

El sector aéreo, con una participación estimada del 7% en el PIB nacional, genera cerca de 900.000 empleos en España. Sólo las compañías aéreas españolas mueven al año un volumen de negocio cercano a los 11.200 millones de euros.

Fomento dispuesto a atender algunas demandas de los controladores

El ministro de Fomento, José Blanco, está dispuesto a garantizar mejoras en las condiciones de trabajo de los controladores, a establecer criterios que refuercen la seguridad aérea y a atender a algunas de las reivindicaciones de los controladores, pero apuntó que las retribuciones y las horas de trabajo están vinculadas.

"A menos horas de trabajo, menos retribuciones y a más horas, más retribuciones, es algo lógico y razonable", esgrimió, para recordar que el sistema de control en España presentaba una diferencia "notable" con respecto a otros países europeos en cuanto a "productividad, salarios y horas de trabajo".

El titular de Fomento indicó que la implantación del ‘cielo único europeo’, prevista para 2012, condicionará el sistema de control del tránsito aéreo en toda Europa y supondrá la existencia de modelos y sistemas unificados, para lo que España debe estar preparada.

Para ello, "hay que bajar los costes de navegación aérea, reducir las tasas en un 15%, que son las más caras de la UE, y hacer un sector más competitivo al servicio del desarrollo económico y del turismo, uno de nuestros principales motores".

Finalmente, el titular de Fomento consideró que, pese a lo que haya podido suponer la amenaza de la huelga para el sector, las huelgas de celo encubiertas y las bajas masivas entre el colectivo, el crecimiento del tráfico aéreo en un 3% en julio es "positivo" y probablemente siga creciendo en agosto./Ag EP

0 0 0