El Puerto de Barcelona querría activar los cruceros en junio

La presidenta del Puerto de Barcelona, ​​Mercè Conesa, ha anunciado que está trabajando con un protocolo, que quiere tener listo durante este mes, para que se pueda producir un retorno de la actividad crucerista en la ciudad de Barcelona a finales del mes de junio.

El puerto se prepara así para recibir los primeros turistas. Para garantizar esta vuelta la presidenta afirma que los protocolos serán estrictos y serios. Barcelona es el primer puerto de cruceros del Mediterráneo y de Europa y este negocio no ha dejado de crecer en la ciudad durante los últimos años.

Cuando tengan la propuesta de protocolo lo empezarán a testar con las empresas habituales de las instalaciones portuarias a modo de prueba piloto. Dos compañías podrían colaborar de inicio. Las medidas que adopten serán supervisadas por equipos médicos específicos.

Los cruceristas deberán someterse a una prueba PCR antes de embarcar y acreditar que el resultado ha sido negativo. La intención es garantizar que todos los viajeros no están infectados de Covid-19. Durante el viaje repetirían la prueba PCR para asegurar que el crucero continúa libre de coronavirus. Además, los cruceristas que visiten la ciudad no podrán ir por libre y deberán formar grupos cerrados.

Más de la mitad de los viajeros que pasan por el puerto tienen Barcelona como base, inicio o final de circuito, y estos turistas son los que dejan más dinero. Los cruceros generan un impacto económico millonario en la ciudad (1.083 millones de euros, según un estudio de la Universidad de Barcelona del año 2016).

El parón de la industria de cruceros por la pandémica hizo perder a España 2.400 millones y 20.000 puestos de trabajo durante el 2020, según datos de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).

0 0 0