El Garraf apuesta por una estrategia de turismo gourmet

El Garraf es una de las comarcas más afectadas por la década recesiva y sufre como pocas otras los efectos de la pandemia. Los datos así lo demuestran, tanto por lo que respecta al número de expedientes de regulación como a los registros de personas que se han quedado sin trabajo y las empresas que han bajado persianas.

Isidre Also Torrents, Director Agència de Desenvolupament NODE Garraf

La nuestra es una geografía que depende sobremanera del pentámero de servicios al consumidor final: turismo, comercio, cultura, sanidad y ocio. Por el contrario, las actividades industriales y de apoyo a la empresa han menguado de manera acentuada y hoy tienen escasa incidencia en la econosistema comarcal. Esta característica hace que el Garraf se muestre excesivamente vulnerable ante cualquier alteración de la economía.

En la parte positiva, encontramos una oferta turística muy dotada. La hostelería de la comarca presenta un buen nivel de profesionalización y una diversidad de establecimientos con un bagaje remarcable. A todo esto contribuye una trayectoria y una vocación de acogida muy injertadas en los valores del territorio.

La táctica más acertada es reforzar aquello en que uno puede sobresalir; es decir, hacer mejor aquello que ya es bueno, con la intención de ganar competitividad y atractividad. Y esto es lo que estamos haciendo cuando hablamos de la estrategia de turismo gourmet.

De la mano de los gremios y la escuela de hostelería se trabaja para promover el Garraf como un distrito enogastronómico de referencia. Se están orquestando todos los intérpretes que encontramos en el mismo escenario: los cocineros, los elaboradores y los productores. Se está actuando con los restaurantes y las bodegas. Se está conjugando la cultura gastronómica, la tradición de la cocina marinera —con el relato de los ranchos a bordo— y se está redactando un corpus culinario del Garraf.

La iniciativa promovida por la Agencia NODO Garraf proviene de las recientes ediciones anuales de La Llotja, un certamen en que se hace divulgación y promoción del producto de proximidad para ponerlo en las mesas de los restaurantes y de los particulares. La Llotja atizó la ideación de una denominación de origen hipotética, la DO Terra i Mar, a partir de la cual se podría proyectar el atractivo de un destino enogastronómico.

Como resultado de estos embates nacieron los colectivos Garraf Gastronòmic, que reúne los restaurantes insignia de la comarca, y Vins del Massís del Garraf, que reúne la quincena de bodegas que se encuentran en esta subzona de la DO Penedès. Todavía más, se ha creado el Senat Gastronòmic, un colectivo formado por profesionales séniores que asesoran la realización de campaña.

La primera campaña promocional ya está programada. Será la 1ª Novena de Cuina Marinera del Garraf, durante tres fines de semana, de viernes a domingo, entre los días 5 y 21 de marzo de 2021. En esta iniciativa piloto entrarán en juego todos los actores y factores que componen la estrategia de turismo gourmet. La campaña de comunicación es bastante ambiciosa, con la pretensión que el mensaje “cuina marinera al Garraf” (cocina marinera en el Garraf) llegue a todo el país.

Isidre Also Torrents
Director de la Agència de Desenvolupament NODE Garraf

0 0 0