Reportajes

Día Internacional de la Mujer: situación en el sector turístico

Soledad Bravo Letelier – Gerenta Comercio y Turismo DIBA

Hoy es el Día Internacional de la Mujer y por este motivo la Diputación de Barcelona, de la mano de la gerenta de Servicios de Turismo, Soledad Bravo Letelier, ha querido analizar la situación en el sector turístico y reflexionar sobre el camino que todavía se tiene que recorrer.

El pasado 8 de febrero la presidenta del Área de Desarrollo Económico, Turismo y Comercio de la Diputación de Barcelona, Eva Menor, presentó públicamente su Plan Estratégico de género. Este plan representa la voluntad que las políticas de igualdad sean  políticas transversales, que se lleven a cabo desde todas las áreas y a todos los sectores.
En este sentido, desde la Gerencia de Servicios de Turismo, ya hemos empezado a analizar y a trabajar nuestras políticas y acciones para conseguir más igualdad de oportunidades de las mujeres en el sector turístico.

La segunda edición del Informe mundial sobre las mujeres en el turismo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) marca cinco objetivos temáticos para la igualdad de género en el turismo que estructuran las líneas estratégicas y de trabajo:

  • Objetivo en cuanto al mercado de trabajo: el turismo proporciona trabajo decente a las mujeres.
  • Objetivo en cuanto al emprendimiento: las empresas turísticas de mujeres conducen a su apoderamiento.
  • Objetivo en cuanto a la educación y la capacitación: la educación y la capacitación en materia de turismo promueve la igualdad de género y el apoderamiento de las mujeres al sector.
  • Objetivo en cuanto a la sociedad civil: el turismo ayuda a las mujeres a abordar las desigualdades de género en los hogares y las comunidades.
  • Objetivo en cuanto al liderazgo y la adopción de decisiones: las mujeres están representadas y tienen influencia en los espacios de toma de decisiones a todos los niveles del sector turístico.

Todavía está presente la violencia de género, las discriminaciones por razón de género, la segregación horizontal y vertical, así como la brecha salarial

La desigualdad de género continua siendo un reto para nuestra sociedad europea, a pesar de que hoy en día se encuentre en primera línea de las políticas públicas y sea prioridad de la agenda de nuestras instituciones. Y a pesar de que también exista un consenso por parte de la ciudadanía, al considerar la igualdad de género como un factor fundamental para conseguir una sociedad más justa y más sostenible. Y lo continua siendo porque todavía está presente la violencia de género, las discriminaciones por razón de género, la segregación horizontal y vertical, así como la brecha salarial.

En los últimos años y gracias al desarrollo de la legislación(1) en esta materia, se han dado cambios sustanciales, sobre todo en las grandes empresas, que tienen que contar obligatoriamente con un Plan de Igualdad, así como por parte de las administraciones públicas que tienen una mayor sensibilidad para analizar las políticas y los datos con perspectiva de género.

El sector del turismo no es ajeno a esta realidad. España, con 83,51 millones de turistas en el 2019, tiene todavía grandes retos en el sector turístico, especialmente en:

• La mejora del mercado de trabajo.
• La formación y capacitación de las mujeres
• La mejora y apoyo a las mujeres emprendedoras de este sector.

En cuanto al mercado laboral, Europa, España y Cataluña comparten el mismo problema, a pesar de que en números absolutos las mujeres son mayoría en el sector turístico (43%), éstas ocupan puestos de trabajo con mayor precariedad laboral, temporalidad contractual, sueldos más bajos (14,7% menos de sueldo) (2) y un, todavía presente, techo de cristal para acceder a lugares de responsabilidad. Las mujeres se encuentran en trabajos de atención al cliente, limpieza, recepción, tareas administrativas y tareas de asistencia y producción. En cambio, en los niveles de dirección y ejecutivo más del 66% de los cargos están ocupados por hombres (según datos de Hosteltur).

Todavía existe un techo de cristal para acceder a lugares de responsabilidad. Las mujeres se encuentran en trabajos de atención al cliente, limpieza, recepción, tareas administrativas y tareas de asistencia y producción

En el caso de la provincia de Barcelona las cosas no son muy diferentes: en el 2019, dos de cada tres personas trabajadoras de la actividad turística correspondieron al colectivo femenino, uno de los que recibió las remuneraciones más bajas (18.423 €). Las actividades con salarios más bajos acostumbraron a mostrar una menor brecha salarial, como podéis ver en este estudio del Observatori del Turisme a Barcelona.

El sector turístico prepandemia había llegado a representar el 12,4% del PIB de nuestro país. El peso del sector en la economía global es incuestionable y, por lo tanto, la igualdad de género supone una transformación para el conjunto de la población e impacta directamente en el crecimiento de nuestra economía. Para impulsar este cambio hay que profundizar, aterrizar y adaptar todas las normativas y los esfuerzos de las políticas de la UE en cuestiones de género en el sector del turismo. Y para hacerlo es imprescindible contar con datos rigurosos, que nos permitan visibilizar la situación del sector y promover planes de acciones más amplios que incluyan todo el ecosistema.

Resulta imprescindible también enfocar un apoyo específico para promover el emprendimiento femenino en el sector. España lidera los niveles respecto al entorno europeo, con un 48,4% de mujeres emprendedoras. En el sector del turismo, las mujeres que optan para liderar un proyecto propio representan el 36,3%. Se está dando una clara inercia al alza y los datos muestran que el sector puede resultar un tractor de oportunidades. Sin embargo, están presentes obstáculos comunes en la puesta en marcha de los negocios empresariales como es el acceso a garantías bancarias y financiación, falta de acceso a la tecnología, la información, y conocimientos empresariales y capacitación específica.

Por todo esto, es importante que las administraciones públicas y otras instituciones trabajen en colaboración para fomentar programas de preparación y acompañamiento en el impulso y consolidación de los proyectos empresariales. Ofreciendo formación y capacitación específica, especialmente en el ámbito de digitalización, para poder entrar en el campo del negocio turístico ligado a los operadores turísticos, que tiene baja representatividad femenina (agencias de viajes, servicios y otras actividades).

No será posible gestionar como país un sector tan complejo como el turismo sin la incorporación de mujeres como personal formado, calificado, con talento, con una buena situación laboral y con posibilidades de acceder a lugares de dirección

La formación específica y la gestión del talento tienen que ser dos puntales en las acciones para lograr la igualdad de género. Es necesario combinar la formación empresarial con formación en aptitudes interpersonales y soft kills para mejorar el rendimiento de las empresas y para ayudar a las mujeres que aspiran a crecer. La creación de redes y las mentorías son también esenciales para fomentar el apoderamiento de las mujeres al turismo. Los estudios de casos subrayan la necesidad de una capacitación específica, así como una capacitación sobre tecnologías de la información y las comunicaciones, especialmente sobre plataformas digitales de turismo.

Igualmente, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda que se faciliten servicios de créditos, leasing o fondos de capital riesgo para las pymes, así como para mujeres emprendedoras jóvenes.

También hay que promover políticas que mejoren las condiciones laborales de las mujeres en el sector. Es fundamental situarlo como pieza capital de la cadena de valor y darle el prestigio que se merece.

No será posible gestionar como país un sector tan complejo como el turismo sin la incorporación de mujeres como personal formado, calificado, con talento, con una buena situación laboral y con posibilidades de acceder a lugares de dirección.

Algunos de estos retos ya se han empezado a trabajar desde la Gerencia de Servicios de Turismo de la Diputación de Barcelona. Por un lado, a través de nuestro programa Hermes y del Observatorio del Turismo en Barcelona: ciudad y región se empiezan a analizar con profundidad los datos que tenemos con perspectiva de género. También ya desde hace años, trabajamos con la Certificación de Destino Biosphere sobre todo en el sector de los alojamientos. Entre todos los requisitos que se piden ligados a los ODS, queremos resaltar los que velan porque la perspectiva de género sea incluida en todos los aspectos de la gestión de su negocio.
El camino a recorrer es todavía largo, pero lo más importante es la voluntad de cambio. Desde la Diputación de Barcelona, nos comprometemos a continuar la tarea que ya hemos empezado.

Soledad Bravo Letelier
Gerenta de Servicios de Turismo
Diputación de Barcelona

(1)  Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.
Ley 17/2015, de 21 de julio, de igualdad efectiva de mujeres y hombres de Cataluña.

(2)  Según datos del Informe mundial sobre les mujeres en el turismo de la OMT.

Articulos relacionados

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba