Una veintena de poblaciones de costa aspiran a ser reconocidas como Villas Marineras

La futura marca turística ‘Villas Marineras’ que impulsa la Agencia Catalana de Turismo (ACT) ha comenzado a andar. Más de veinte municipios del litoral están interesadas en recibir esta certificación.

David Font, director de la ACT, explicó que han creado esta marca turística «para aglutinar aquellas poblaciones litorales que conservan viva la cultura ligada al mar y las tradiciones pesqueras, y que han sabido mantener sus espacios naturales y patrimoniales, ofreciendo experiencias y vivencias vinculadas a los valores de la vida marinera».

Los municipios que se han interesado por este sello son: Arenys de Mar, Begur, Blanes, El Masnou, L’Ametlla de Mar, L’Ampolla, la Escala, Palamós, Port de la Selva, Premià de Mar, Roses, San Carles de la Rápita, Sant Feliu de Guíxols, Sant Pol de Mar, Torredembarra, Torroella de Montgrí y L’Estartit, Tossa de Mar y Vilanova y la Geltrú.

El sello está abierto a las localidades con una fuerte personalidad marinera que cumplan unos requisitos específicos como tener puerto; actividad relacionada con los trabajos en el mar o pesquera (cofradía de pescadores y/o lonja de pescado); vestigios muy evidentes de su relación con el mar (por ejemplo los municipios indianos); o actividad turística con un número significativo de elementos que avalen su carácter marinero.

0 0 0