Ryanair suprimirá la mitad de vuelos en Girona por discrepancias con la Generalitat

La aerolínea Ryanair ha anunciado su intención de cancelar 18 rutas y reducir frecuencias en otras 17 del total de 66 rutas que opera desde el Aeropuerto de Girona tras el desacuerdo para renovar el convenio con el Govern, lo que supondrá 1,7 millones de pasajeros menos al año. La Generalitat confirma que Ryanair envió un fax advirtiendo de que si no se concretaba una suma dineraria respondería a través de la prensa.

Tras este anuncio, el director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, ha explicado que el Govern no se niega a pagar la suma que acordó el anterior gobierno tripartito, pero ha apuntado a que antes es necesario conocer el presupuesto que se tendrá para aeropuertos y negociar en función del mismo.

La AGi (Asociación para la Promoción y el Desarrollo de las Comarcas Gerundenses) –integrada por la Diputación de Girona, la Generalitat de Catalunya y la Cámara de Comercio de Girona– ha recordado a Ryanair que los acuerdos que mantienen finalizan el 31 de diciembre de 2011 y que por lo tanto, "son plenamente vigentes para este año", y ha asegurado que se hará un seguimiento de los derechos de los consumidores afectados "por una posible cancelación de vuelos".

Desde la oposición, el ex secretario de movilidad de la Generalitat, el socialista Manel Nadal, ha advertido a la Generalitat de que la caída de pasajeros resultante de las rutas canceladas supondrá unas pérdidas de 300 millones de euros para las comarcas gerundenses. Nadal fue artífice de la firma del preacuerdo con la compañía irlandesa para garantizar el volumen de operaciones de Ryanair en Girona a cambio de que la Generalitat incrementase la subvención de 7,5 millones de euros a 11,5 millones de euros.

PREOCUPACIÓN POR EL TURISMO

Los agentes económicos también han expresado su preocupación, como el secretario general de la patronal Federación de Organizaciones Empresariales de Girona (Foeg), David Hugas, quien ha asegurado que la pérdida de 18 vuelos de Ryanair en el aeropuerto de Vilobí d’Onyar hará "mucho daño" a la provincia y, sobre todo, al sector turístico.

La patronal Pimec Girona ha apelado a la responsabilidad de las partes para que la "amenaza" que supone la noticia no sea otro golpe para el comercio y el turismo de la zona y, en general, para la proyección de Girona y ha apostado por "sumar esfuerzos" para trazar la viabilidad del aeropuerto.

Desde el sector hotelero, el gerente del grupo Costa Brava Centre Hotels, Martí Sabrià, ha asegurado que la situación creada por el anuncio de Ryanair "es un problema de país" que afecta a toda Catalunya, y que tienen que implicarse todas las instituciones, así como Aena./Ag EP

0 0 0