Sólo hay combustible para volar los próximos 60 años

Los expertos en aviación y transporte piden a los gobiernos que inviertan con acierto los impuestos ecológicos sobre el combustible. Critican que no estén dedicando estos impuestos verdes a desarrollar alternativas para el futuro y simplemente los incorporan a sus presupuestos generales.

La reinversión de los ingresos fiscales sobre el medio ambiente puede ser una de las alternativas que ayuden a garantizar un futuro al transporte aéreo, clave para la industria turística. Las críticas en el Reino Unido por la subida de la fiscalidad ecológica que impulsa el gobierno británico – Air Passenger Duty (APD)- están creando un estado de opinión general sobre el destino de estos fondos.

Según los expertos, las administraciones no están ayudando a la industria aeronáutica a encontrar una solución a la crisis de las emisiones de CO2. A nivel mundial, los gobiernos están tratando de reducir las emisiones de CO2 en un 50%, un 80% para las economías desarrolladas. Por el momento todas las emisiones están subiendo y no se está desarrollando la tecnología adecuada para compensar las emisiones actuales.

La sociedad se ha acostumbrado a unas comodidades difíciles de renunciar. En este sentido, el profesor de la Manchester Metropolitan University, Callum Thomas, experto en sostenibilidad, advierte que “en el planeta queda combustible para 50 o 60 años, este es el tiempo que nos queda para hacer frente a este problema”. "Si no buscamos una solución tecnológica alternativa no vamos a disfrutar de la movilidad global que tenemos hoy en día. Muchos de los países que cuentan con un turismo dependiente de la aviación no podrán desarrollarse económicamente”, añadió durante una conferencia en Londres.

0 0 0