La nueva Vueling despega tras año y medio de negociaciones

La nueva Vueling culmina oficialmente el proceso de fusión con Clickair que ha durado más de un año y medio y que ha dado lugar a una aerolínea de bajo coste principalmente controlada por Iberia. La compañía de bajo coste, con sede en Barcelona, cuenta con un total de 35 Airbus A320, que operarán 92 rutas a 45 aeropuertos en 17 países de Europa y Norte de África bajo el código ‘VY’.

El 9 de julio se procede a la integración de las operaciones de Clickair en Vueling aunque fuentes de ambas aerolíneas admiten que probablemente quedarán "unos pocos asuntos pendientes". La integración la situará como la primera aerolínea del aeropuerto de Barcelona-El Prat,  con una cuota de mercado del 25,7% y un volumen de pasajeros de 2,64 millones, la tercera aerolínea en aeródromos españoles tras Iberia y Ryanair, así como la cuarta ‘low cost’ de Europa por número de pasajeros, que en un año completo de operaciones deberían alcanzar los once millones.

La compañía operará en código compartido con Iberia, de modo que sus vuelos estarán también disponibles en los canales de venta de Iberia, tanto en agencias como en Internet. La página web de Clickair redireccionará el tráfico hacia la página de Vueling.

La compañía la preside Josep Piqué, procedente de Vueling, mientras que el cargo de primer ejecutivo lo ocupa Alex Cruz, hasta ahora director general de Clickair. La nueva ‘low cost’ estará controlada por Iberia, que, tras la exención del lanzamiento de una OPA sobre la totalidad de la nueva compañía, contará con una participación del 45%, seguida de Inversiones Hemisferio (familia Lara) con un 14,3% y Nefinsa con un 4,15%. El resto del capital quedará repartido entre accionistas minoritarios. En este sentido Iberostar, que cuenta actualmente con un 20% de Clickair, no se sumará al nuevo proyecto, según confirmó el presidente de la compañía, Miguel Fluxá, en una entrevista a la agència Europapress.

Piqué ya adelantó que la nueva compañía tendrá resultados positivos en el presente ejercicio y confió en facturar alrededor de 800 millones de euros en 2010. A pesar de la actual coyuntura de crisis económica, Piqué se ha mostrado siempre optimista: "la nueva Vueling tiene un futuro prometedor". La fusión también ha supuesto "ajustes" en las plantillas de ambas compañías que, según Piqué no han sido "traumáticos" porque los trabajadores necesarios son una cifra "similar" a la suma de las actuales plantillas de Vueling y Clickair./Ag. EP

0 0 0