El sector turístico genera el 5% de las emisiones de CO₂

La Cumbre del Clima de París ha permitido consensuar medidas para frenar el calentamiento global. El sector turístico juega también un papel como sector que aporta el 5% de las emisiones de CO₂ a nivel mundial que contribuyen al cambio climático.

Los representantes de 195 países que se han dado cita en la capital francesa en la convención COP21 se han comprometido a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El turismo es, por partida doble, actor en la conferencia. Por un lado como generador de cambio climático y por el otro como perjudicado por sus consecuencias.

El aumento de la temperatura global del planeta tendría efectos directos sobre el turismo: islas, deltas y territorios de costa sumergidos por el aumento del nivel del mar, temporadas muy marcadas con temperaturas muy pronunciadas, fenómenos meteorológicos externos con inundaciones, sequías, ciclones… Todo ello comportaría una modificación de los hábitos de consumo turístico. La industria debería adaptarse a una nueva situación climática con las consecuencias negativas económicas que tendría asociadas. Pero el sector, además de verse muy afectado por el cambio climático, es un contribuyente en la emisión de gases mediante el uso de energías contaminantes y la explotación de transportes y sistemas de comunicación.

Según las previsiones de la Organización Mundial del Turismo, los movimientos de turistas continuarán incrementándose en los próximos años. Esta movilidad comportará una mayor utilización de medios de transporte que aportarán una mayor carga de CO2 a la atmósfera. ¿Cómo se puede asociar la reducción de emisiones con un mayor uso del transporte? Si el sector no tomara medidas un informe sobre la materia indica que las emisiones mundiales de CO₂ generadas por el sector turístico podrían crecer más de un 150% para el 2035.

La solución no pasa por limitar el turismo si no por implantar modelos de consumo energéticos eficientes y una producción sostenible para todos los servicios y actividades. En definitiva, conseguir que el turismo forme parte de las economías verdes. La actividad genera millones de puestos de trabajo y aporta más del 10% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial. Es una de las garantías de desarrollo de muchos países pobres.

0 0 0