El Racc detecta deficiencias en la señalización de la Costa Brava y la Daurada

Una auditoria del Racc ha detectado deficiencias en la señalización interurbana de orientación en dos zonas turísticas relevantes como son la Costa Brava y la Daurada.

En este estudio el Racc ha analizado 737 kilómetros en 36 itinerarios en la Costa Brava y 538 kilómetros en 48 itinerarios en la Costa Daurada y si cumplen los requisitos de continuidad, comprensión, visibilidad y mantenimiento de la señalización en los itinerarios.

En las carreteras de la Costa Brava el Racc ha detectado muchos más problemas de señalización de orientación en los itinerarios y menos en las poblaciones. Lo que genera más problemas de señalización en esta zona es la continuidad porque existen tramos entre el origen y el destino que no están bien indicados, además de que prácticamente no existen señalizaciones de aparcamientos y que en varios itinerarios las indicaciones aparecen solo cuando ya se está muy cerca del destino.

En la misma línea, en la Costa Daurada la valoración de la continuidad en la señalización es "pobre en general", según concluye el Racc, destacando de forma negativa las destinaciones de carácter cultural. Critican que la distancia en que se empieza a señalizar es demasiado cercana al lugar de destino y, en algunos casos como el Museu-Auditori Pau Casals y la Ciutadella Ibèrica de Calafell las indicaciones están prácticamente en la entrada.

En lo positivo, tanto en la Costa Brava como en la Costa Daurada la visibilidad y el mantenimiento obtienen una valoración muy buena, así como la comprensión de las señales, aunque en algunos puntos los elementos en una misma señal superan los recomendados por la normativa.

Recomendaciones

Ante estos resultados, el Racc recomienda en primer lugar impulsar la coordinación entre administraciones responsables de la señalización, además de reforzar las indicaciones en los destinos turísticos y centros culturales. El Racc cree, asimismo, que los elementos señalizados en las autopistas deberían seguir estando indicados una vez se abandona y a lo largo de todo el itinerario hasta el destino. También pide revisar el cumplimiento de la instrucción del Ministerio de Fomento sobre el límite máximo de elementos a indicar dentro de una señal.

Concretamente pide reforzar las indicaciones en la Costa Brava de el castillo de Peralada y las islas Medes y la continuidad de la señalización en Empúries y Tossa de Mar. Para la Costa Daurada propone la mejora de la señalización del Museu-Auditori Pau Casals, el Gaudí Centre de Reus y la Ciutadella Ibèrica de Calafell, además de uniformizar la señalización de Port Aventura./Ag EP

0 0 0