El contexto económico apunta a una disminución del gasto turístico

El encarecimiento del euro, el incremento del precio del petróleo y la desaceleración económica de países como Alemania o el Reino Unido pueden afectar al gasto turístico durante 2008.

La subida del tipo de cambio del euro respecto al dólar es uno de los factores que afectarán de manera más importante a los países que no cuentan con la moneda única europea. Estos turistas verán como el precio de los servicios turísticos se habrán encarecido de manera considerable.

La actividad turística también estará afectada por las previsiones no muy positivas del funcionamiento de las economías de países clave para España. Alemania y el Reino Unido pueden verse afectados por una desaceleración económica y una retracción de la demanda turística. La afectación quizás no se traduzca en un descenso de la llegada de turistas pero si en su de gasto.

El encarecimiento de los combustibles ya está afectando directamente al precio del transporte. Las compañías aéreas ya están subiendo los recargos que aplican a los billetes y el trasporte por carretera también deberá adaptarse a la nueva situación.

Cuando la economía de los turistas se resiente y su poder de compra disminuye los subsectores turísticos de actividad complementaria son los primeros en notarlo. El trasporte y alojamiento aguantan el primer impacto pero el consumo de otros servicios en destino como la restauración o el ocio pueden verse más afectados.

0 0 0