E-learning y formación a lo largo de la vida

Los expertos asocian el e-learning a una modalidad de enseñanza y aprendizaje basada de manera total y parcial en el uso de diferentes tecnologías al alcance y que facilitan un mayor acceso a la formación (Albert Sangrà. Entrevista en la revista electrónica Oikonomics, n.º 1). Pero el factor tecnológico por sí mismo no es suficiente para garantizar el éxito de este formato. El e-learning no puede basarse sólo en facilitar el acceso de manera eficiente a unos determinados contenidos. Estos contenidos deben formar parte de un sistema formativo desarrollado con una metodología de acompañamiento y seguimiento del trabajo del estudiante.

La Universidad Oberta de Cataluña (UOC) ha sido en este ámbito un referente internacional desde que el curso 1995-1996, cuando Internet era un fenómeno social aún incipiente, comenzó su camino con 200 estudiantes. Prácticamente veinte años después, a la hora de hacer balance de la aplicación de su metodología se puede concluir que su principal innovación-aportación ha sido la de facilitar el acceso a la formación universitaria a decenas de miles de estudiantes con un perfil que difícilmente podría encajar en otro modelo universitario.

La formación en turismo no ha sido ajena a este fenómeno y se inició en la UOC en 2003 con la diplomatura de Turismo y poco después con un master realizado conjuntamente con la Organización Mundial del Turismo (OMT) —agencia especializada de Naciones Unidas— sobre gestión de destinos y un postgrado en marketing turístico con la Universidad de las Islas Baleares. Y la oferta se ha ido ampliando con cursos sectoriales en formación continua para profesionales y empresas y, como novedad, con la propuesta de un master universitario orientado en los dos ejes de la oferta en turismo de la UOC: la sostenibilidad y las TIC.

El perfil de los graduados en Turismo de la UOC confirma el factor diferencial de esta formación. La edad del estudiante fluctúa entre los 30 y los 40 años (aunque podemos encontrar porcentajes significativos de estudiantes tanto en la banda superior como inferior). Más del 70% de estos estudiantes están insertados ya en el mercado laboral (un 30% en el sector turístico), aproximadamente el 60% están casados ​​o viven en pareja y un 40% tienen hijos. Además, un 65% de estos estudiantes de turismo tienen una experiencia universitaria previa (o bien tienen estudios inacabados o bien cursan una segunda carrera).

En definitiva, según las encuestas a graduados, el perfil del estudiante de programas de turismo —como el del conjunto de la UOC— es el de una persona que ha encontrado la oportunidad para formarse a lo largo de la vida para mejorar profesionalmente y también para ampliar conocimientos. Con un alto nivel de exigencia, no le sobra el tiempo y por lo tanto valora la metodología de e-learning que le facilita la combinación de vida académica, laboral y familiar. Al estar insertado en el mercado laboral, aporta su experiencia y al mismo tiempo exige que los planes de estudios estén adaptados permanentemente a la realidad profesional. Las competencias que más valora el estudiante de la UOC, además de la gestión del tiempo, son el uso y aplicación de las TIC, la capacidad para adquirir nuevos aprendizajes, la utilización de herramientas de ofimática, la formación teórica, el pensamiento crítico y la toma de decisiones. Todas ellas clave para las personas del siglo XXI.

JMGomisUOC

 

Joan Miquel Gomis
Director del Programa de Turismo de la UOC
jgomisl@uoc.edu
http://turismo.blogs.uoc.edu

0 0 0