Situar al Reino Unido entre los 5 primeros destinos

El primer ministro británico, David Cameron, se ha comprometido a tener, antes de que finalice el año, una nueva estrategia turística que permita incrementar los ingresos por turismo. Una de las claves de la estrategia pasa por persuadir a los británicos a pasar sus vacaciones en el Reino Unido.

Actualmente, sólo una tercera parte del gasto realizado por los británicos en sus vacaciones se queda en las islas. El Gobierno quiere que este porcentaje llegue al 50%, lo que significaría una reducción del 25% en los ingresos que percibirían los destinos exteriores receptores de turistas de este mercado.

El sector turístico es la tercera industria en importancia para Gran Bretaña. "El turismo representa una oportunidad económica enorme. Quiero que nos encontremos entre los cinco primeros destinos del mundo", dice Cameron. El primer ministro se ha mostrado interesado en atraer a más visitantes chinos.

La apuesta del Gobierno es decidida. Cameron ha revelado que no descarta cambiar la diferencia horaria de Gran Bretaña adecuándola a la continental. Esta medida cuenta con el apoyo de la industria turística ya que daría a Gran Bretaña tardes con más luz y días más largos.

Por su parte, Sandie Dawe, directora ejecutiva de VisitBritain, recordó que la actividad turística contribuye con más de cien mil millones de libras a la economía del país. VisitBritain quiere mejorar el atractivo turístico de su destino y mejorar el trato a los turistas. “Tenemos que hacerlo mejor para situarnos al nivel de nuestros principales competidores, como Canadá, Italia y España”, dice Sandie Dawe.

La competitividad turística del Reino Unido se ha desplomado en los últimos años y el Ejecutivo quiere recuperar posiciones para conseguir los retos marcados por Cameron. Los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 se presentan como una oportunidad para dar el vuelco hacia una economía más orientada al turismo y que puede tener repercusiones significativas para España.

0 0 0