No salen las cuentas de la tasa turística catalana

El Gobierno catalán necesita regularizar entre 80 y 100 mil viviendas y apartamentos turísticos alegales para conseguir los 60 millones de euros que prevé recaudar con la tasa turística. Tal y como publicó Comunicatur, las pernoctaciones en los establecimientos reglados actuales sólo generarían unos 40 millones de euros. Los 20 restantes sólo pueden salir de la normalización de la actividad en el ámbito de la oferta no registrada dedicada al alquiler de apartamentos turísticos.

Uno de los motivos de queja más extendido entre el sector catalán, contrario a la tasa, es justamente el hecho que este impuesto recaerá únicamente sobre los establecimientos legales. “Este es el país con más capacidad de alojamiento sumergido del Mediterráneo”, afirmaba a Comunicatur un representante del sector que criticaba que una parte muy importante de la oferta de alojamiento es justamente “ilegal”.

Con la aprobación de una batería de nuevas tasas por parte de la Generalitat se obre la incógnita de saber cómo se podrán recaudar los 60 millones previstos en los presupuestos para el apartado de turismo. Están definidos los importes a pagar, las exenciones y conocemos el número de establecimientos oficiales y podemos hacer una proyección sobre las pernoctaciones. Y no salen los números, faltan 20 millones de euros.

Lograr la previsión de ingresos sólo pasa por incrementar el número de contribuyentes o de sujetos pasivos. Y esta posibilidad forzosamente obliga a sacar a la luz una oferta equivalente a casi 100 viviendas y apartamentos turísticos. La incógnita es saber cómo se hará o como la Generalitat explicará que los cálculos no son realistas.

0 0 0