Primeras espigas del turismo rural catalán, a finales de año

Según la información a la que ha tenido acceso COMUNICATUR, la Dirección General de Turismo de la Generalitat de Catalunya ya ha establecido un calendario para la aplicación de las categorías por espigas en las casas catalanas de turismo rural.

El próximo mes de mayo está previsto cerrar el acuerdo básico con las dos principales asociaciones del sector, Concatur y Turalcat, para empezar a aplicar esta categorización. Este mismo calendario, prevé que en septiembre estén a punto los manuales da aplicación y que, a finales de año, se pongan en marcha las primeras pruebas piloto.

Bajo la coordinación de Gemma Cànoves, catedrática de la Universitat de Barcelona, la Dirección General trabaja en este nuevo sistema de categorización –el único reconocido oficialmente en Cataluña- que se basa en la asignación de una a cinco espigas, con las que se pretende garantizar la oferta de cada una de las casas catalanas de turismo rural. La asignación de categorías permitirá ofrecer, tanto en el mercado catalán como en el de fuera de Cataluña, una oferta de turismo rural clara y transparente.

Actualmente, más del 90% del turismo que reciben los establecimientos rurales catalanes es interior. El turismo de fuera de la comunidad, unos 20 millones de personas, apenas se decanta por este producto ya que, según ha explicado la Dirección General a COMUNICATUR, nadie le garantiza la calidad de los servicios que encontrará.

Cataluña dispone de 1.780 establecimientos de turismo rural, cifra que la sitúa como segunda oferta en el conjunto de España, después de Castilla y León.

0 0 0