El esquí cierra la temporada con un 9% de crecimiento

Las nevadas de la temporada han permitido a las estaciones de esquí catalanas hacer un balance positivo en una campaña de nieve que ha sido larga. La crisis económica preveía una pérdida de esquiadores, cosa que no ha pasado. La Molina es la estación que más ha crecido, por encima del 30%, y La Masella y Vaqueira también consideran muy positiva la temporada. Una vez cerradas las instalaciones invernales el sector inicia los preparativos para reconvertir su oferta de cara al verano.

La campaña de nieve 2012-2013 se ha alargado casi cinco meses, prácticamente hasta el mes de mayo, y con nieve abundante. Algunas estaciones se han visto obligadas a prolongar los contratos de personal a tenor de la buena situación. Los datos publicados sitúan las ventas totales de esta temporada en 1.844.000 de días de esquí (+9,3%). A pesar que el balance es positivo, en términos generales, las estaciones que no han podido cerrar con buenos resultados son Espot y Vallter2000. Por su parte, Vaqueira es una de las pocas estaciones que durante los últimos años se ha mostrado resistente a la difícil situación que vive el sector en Cataluña.

Un caso particular ha sido la estación de Boi- Taüll -hace un año presentó concurso de acreedores- y ha podido superar una temporada complicada dejando abierto un cierto horizonte de esperanza para el futuro. En los Pirineo catalanes hay un buen número de estaciones en manos públicas. La Generalitat de Catalunya es el operador principal con el control de La Molina, Vall de Núria, Vallter2000, Espot y Portainé. En un balance conjunto de las 5 estaciones hecha por la Generalitat sitúan el número de esquiadores en 1 millón, lo que supone una crecimiento de un 18%.

[HOME]

0 0 0