Las fusiones y la concentración son el futuro de la hotelería

El sector hotelero entra en un proceso de concentración para hacer frente a la crisis. Las bajas expectativas de futuro hacen prever fusiones y alianzas entre las empresas hoteleras.

Será el movimiento natural de un sector atomizado que buscará refugiarse bajo el paraguas de grandes marcas. El vaticinio del consejero delegado de Melià Hotels International, Gabriel Escarrer, es que tras la pandemia la industria hotelera no volverá a ser la misma.

Los fondos de inversión también están al acecho para entrar en el sector buscando la oportunidad que le brinda una primera depresión económica del turismo. Aquellos que no puedan soportar este primer bandazo de la crisis pueden acabar encontrando su única salida vendiéndose a un fondo.

En estos momentos, más de tres cuartas partes de los hoteles españoles no forman parte de una marca o grupo. Esta dispersión supone una debilidad de la industria que tendrá dificultades para hacer frente a la situación. Por su parte, las grandes marcas, a priori, cuentan con más capacidad comercial, fortaleza y músculo.

Las Pymes y hoteleros independientes echarán en falta una potente capacidad comercial en un entorno de digitalización máxima en el que las marcas con reputación reconocida tendrán más posibilidades de éxito. Una salida en un mercado de baja demanda será la especialización extrema de los pequeños o la integración en alguno de los grandes grupos hoteleros.

0 0 0