Las aerolíneas deciden por su cuenta crear un pasaporte sanitario

La principal reclamación que hacen las compañías aéreas a la Unión Europea para reactivar los viajes es la creación de un certificado de vacunación que sea común para todos los estados. Los gobiernos están divididos y no comparten la misma visión sobre la creación de un pasaporte sanitario que identifique las personas vacunadas contra la Covid-19.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha decidido sacar adelante una aplicación móvil que permita controlar que los pasajeros cumplen con las exigencias que imponen los países donde se quiere viajar. La app podría estar en funcionamiento en el mes de marzo y llevará el nombre de Travel Pass. Se trata de un pasaporte sanitario encubierto impulsado por las aerolíneas.

La aplicación instalada en el teléfono móvil incluirá información de vacunación contra el coronavirus y los resultados de los test que se haya realizado el viajero.

Travel Pass indicará si el turista puede tomar un vuelo determinado a un destino concreto. El personal de tierra verificará en los mostradores de facturación y de embarque que el viajero cuenta con esta credencial. El objetivo es generar espacios seguros en los vuelos que den garantías a los pasajeros y los anime a viajar. Además, aseguran, agilizará las gestiones de control de la documentación sanitaria. El pasaporte requiere que los clientes activen una identidad digital que permita identificar a cada persona.

Estas fórmulas de carné sanitario cuenta también con voces críticas. Países como Alemania o Francia lo ven una discriminación hacia los ciudadanos que no se han podido vacunar y por lo tanto no quieren que un carné de este tipo sirva para cruzar las fronteras. Entre los países partidarios de crear un pasaporte de vacunación se encuentra España y Grecia, que lo ven como herramienta clave para activar el turismo.

0 0 0