La paradoja de Fitur, la feria del turismo cuando no hay turistas

La obstinada organización de Fitur no ha dado su brazo a torcer y del 19 al 23 de mayo celebran una nueva edición en Madrid de la feria internacional del turismo. Si la última edición fue de récord esta lo volverá a ser, pero en clave negativa.

Con la movilidad restringida en medio mundo los organizadores dicen que “será la primera gran experiencia de movilidad internacional segura”. Con los dedos cruzados para que la pandemia de una tregua este verano en los destinos turísticos, buena parte de los profesionales han desertado de esta edición.

La presencia se reducirá y mucho, solo hay que hablar con el sector para darse cuenta de que no existe ningún entusiasmo e incluso algunos consideran esta edición todo un atrevimiento. En 2020 participaron 11.040 empresas de 165 países o regiones, 150.089 profesionales y 111.089 visitantes de público general, a partir de mañana saldremos de dudas del impacto de este nuevo Fitur.

La feria, que “busca relanzar el Turismo haciendo hincapié en los viajes seguros, los pasaportes sanitarios, los corredores turísticos y las pruebas diagnósticas en origen y destino”, ha obligado a todos los participantes profesionales a pasar una prueba de antígenos previa, pero ninguna al público general.

0 0 0